•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se disculpó "humilde y sinceramente" con su ministra de Salud, a la que dijo en un discurso público que no quería "pensar que era lesbiana", según una declaración difundida por el Ministerio de Comunicaciones.

"No fue mi intención ofender a nadie", señaló Morales el martes, luego de desatar una ola de críticas tras el comentario que le hizo a su ministra de Salud, Ariana Campero.

El día antes, según narraron a la prensa algunos testigos del hecho, ocurrido en Beni (noreste) en un acto de entrega de ambulancias, Morales se mostró molesto porque Campero no prestaba atención al discurso presidencial por hablar con otra mujer.La ministra de Salud, Ariana Campero. /Cortesía

"Beni es grande (y despoblado); hay que planificar, ministra de Salud. No quiero pensar que es lesbiana", dijo Morales a Campero, de 29 años.

Una Red de mujeres lesbianas y bisexuales (REDLBBOL) calificó las palabras de Morales de "indignantes" y pidió sanciones contra el mandatario por "sus bromas de mal gusto de contenido lesbofóbico y discriminador".

En su disculpa, divulgada por el Ministerio de Comunicaciones, Morales afirmó: "Decir, preguntar o pensar si alguien es lesbiana o gay no es insulto, ni ofensa. Yo y el gobierno no tenemos nada en contra de las opciones sexuales de nadie".

"Respetamos la diversidad, y así lo decimos en nuestra CPE (Constitución Política). Me disculpo humilde y sinceramente. No fue mi intención ofender a nadie", agregó el texto.

La ministra de Salud no ha emitido ningún pronunciamiento por el momento.

No es la primera vez sin embargo que Morales, que se define a sí mismo como "un feminista aunque con chistes machistas", hace este tipo de comentarios que le han valido críticas de la población.

En un carnaval, sus adherentes compusieron coplas sexistas subidas de tono que fueron celebradas por el mandatario, quien recibió fuertes críticas de la oposición.

En 2010, Morales achacó la homosexualidad al consumo de pollo: "El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas, por eso los hombres cuando comen este pollo tienen desviaciones en su ser como hombres".

Bolivia es un país considerado machista, donde en 2014 se registraron 33.000 casos de violencia contra la mujer, según reportes oficiales, de los cuales 54 fueron catalogados como feminicidios, aunque las organizaciones de mujeres elevan la cifra a más de cien.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus