•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El partido amistoso de futbol entre Alemania y Holanda, previsto para la noche de ayer en Hannover, cuatro días después de los atentados de París, fue suspendido debido al riesgo “alto” de “un atentado con bomba”, anunció el jefe de la policía local a varios medios del país. “Tuvimos serios indicios de que un ataque con bomba estaba previsto esta noche (ayer) en el estadio”, indicó a la cadena pública ARD Volker Kluwe, responsable de la policía de Hannover, después de haber hablado, un poco antes, de una “amenaza concreta”, en una radio local.

La policía llevó a la selección alemana a “un lugar seguro” después de que se cancelara a última hora el amistoso contra Holanda por razones de seguridad en la localidad germana de Hannover, informó la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

Wolker Kluwe, jefe de Policía de Hannover, aseguró que, cuando las puertas del estadio llevaban solo 20 minutos abiertas, decidieron no dejar entrar a nadie más y evacuar a los aficionados que ya habían entrado, una acción que transcurrió sin incidentes.

Los espectadores abandonaron el campo en calma después del anuncio de la anulación del partido por “razones de seguridad” no precisadas.

Finalmente, la policía alemana no encontró explosivos en los alrededores del estadio de futbol de Hannover, en el que se debía jugar el partido amistoso entre Alemania y Holanda ni detuvo a algún sospechoso, señaló ayer el ministro regional del Interior de la Baja Sajonia.

“No hay detenciones”, declaró a la prensa Boris Pistorius, respondiendo con una negativa cuando le preguntaron por los explosivos, después de que un diario local informara que se había descubierto una ambulancia con explosivos cerca del estadio.

El duelo había adquirido una dimensión simbólica después de la serie de ataques del pasado viernes que causaron al menos 129 muertos en París y en los alrededores del Estadio de Francia, mientras se disputaba el partido Francia-Alemania. 

La sombra del terror

Todo estaba preparado. Se iba a prescindir de los himnos de Alemania y Holanda para que sonara el europeo (el Himno a la Alegría, de Beethoven), se hablaba de coreografías de homenaje a las víctimas de París, la canciller Angela Merkel iba a estar en el palco y el delantero alemán Thomas Müller había hablado en su cuenta de la red social Twitter de un paso hacia la normalidad.

Sin embargo, al final la sombra del terror acabó con todo. Cuando ya había algunos aficionados en el estadio de Hannover, una portavoz de la policía anunció por los altavoces que el partido había sido cancelado por razones de seguridad.

“Abandonen el estadio rápidamente, pero sin pánico”, dijo la portavoz.

“No hay peligro, váyanse a casa normalmente”, se oyó por los altavoces.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus