•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

América Latina está hoy mejor informada y preparada que en el pasado para prevenir los estragos que pueda provocar el fenómeno de El Niño, que alcanzará su máxima intensidad entre diciembre y enero próximos.

Así lo afirmó a Efe el jefe de Servicios Climáticos del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (CIIFEN), Juan José Nieto, tras concluir el XV Foro de Perspectiva Climática para el Oeste de América del Sur que se llevó a cabo en La Paz durante los últimos tres días.

Expertos de Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela dialogaron sobre los impactos que tendrá el fenómeno de El Niño en la parte occidental de Sudamérica entre este mes y enero próximo.

"Hemos visto, a diferencia de años anteriores, que a nivel regional hay una coordinación por parte de las autoridades, hay acción por parte de las autoridades en recopilar la información que se está brindando y tomar medidas en los diferentes sectores, en la posibilidad que cada país tenga", dijo.

Según Nieto, en esta ocasión "la región está mejor preparada o al menos está mejor informada" para afrontar los impactos de El Niño.

Destacó que se ha generalizado la realización de eventos como este foro, en los que se combina la participación de "gestores de información" sobre el fenómeno climatológico, y la de quienes toman las decisiones en cada país.

Como ejemplo mencionó el caso de Bolivia, donde las autoridades están tomando medidas preventivas.

El director del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) de Bolivia, Luis Noriega, coincidió con Nieto en que la región está mejor preparada que en años anteriores.

En unas declaraciones a Efe, Noriega resaltó que ahora se cuenta con recursos como satélites, modelos de simulación y un mayor número de estaciones meteorológicas para hacer los pronósticos, y también hay "gente mejor preparada".

El Niño consiste en un calentamiento de las aguas del Pacífico que puede producir, entre otras consecuencias, lluvias intensas en unos lugares y sequías en otras, olas de calor en unas áreas y de frío en otras.

Una de las principales consideraciones que se hizo en el foro en La Paz fue que El Niño 2015-2016 está "en etapa madura" y es posible que "alcance su máxima intensidad en diciembre y enero del próximo año", indicó Nieto.

"Cuando nos referimos a máximo de intensidad, estamos hablando del máximo en el incremento de la temperatura del mar, no en cuanto a los impactos que pueda provocar en los países", aclaró.

Señaló que los grados de afectación por los impactos varían en cada país y mencionó que, por ejemplo, en Venezuela y Colombia "hay déficit de precipitaciones", mientras que las lluvias se intensifican en Ecuador, Perú y algunas zonas de Bolivia.

En Bolivia, las áreas más afectadas por el incremento de las lluvias serán la zona central del Chapare y los Llanos Orientales, mientras que el nivel de las precipitaciones estará por debajo de lo normal en el Chaco y el altiplano, indicó Noriega.

El Gobierno boliviano cuenta con un presupuesto de unos 14.9 millones de dólares para atender las emergencias que surjan como consecuencia de El Niño, dijo hoy a la radio estatal el ministro de Defensa, Reymi Ferreira.

El plan será puesto en marcha por los ministerios de Salud, Desarrollo Rural, Medio Ambiente, Planificación, Desarrollo Productivo y Defensa.

Con ese monto, se prevé atender a unas 80,000 familias damnificadas, 200,000 hectáreas de cultivos, y garantizar la vacunación de 1,400,000 cabezas de ganado vacuno y camélido, agregó la autoridad, según la agencia estatal ABI.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, decretó hoy el estado de excepción en 17 de las 24 provincias del país durante 60 días, debido a la presencia del fenómeno de El Niño.

Según la resolución presidencial, se dispuso la movilización en los sectores que comprende la declaración de excepción, de tal manera que todas las entidades de la Administración Pública Central e Institucional y los Gobiernos autónomos de la zona coordinen sus esfuerzos para afrontar los efectos de El Niño.

El pasado 7 de noviembre, Correa informó que se preveía que un moderado o fuerte fenómeno de El Niño se presente a fines de año en el país, aunque apuntó que será "menos fuerte" que el ocurrido entre 1997 y 1998, cuando sus efectos dejaron daños y millonarias pérdidas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus