•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer un proyecto de ley para endurecer los requisitos de entrada de refugiados sirios al país con el objetivo de evitar la llegada de posibles terroristas a suelo estadounidense.

La medida, impulsada por los conservadores Mike McCaul (Texas) y Richard Hudson (Carolina del Norte), fue aprobada por 289 votos a favor y 137 en contra.

El texto ha sido producto de la reacción a los recientes ataques a París, que dejaron al menos 129 muertos y cientos de heridos, ya que se descubrió que al menos uno de los agresores habría entrado a Europa a través de Grecia haciéndose pasar por un refugiado sirio.

Tras los atentados, muchos políticos, especialmente republicanos, han mostrado su preocupación por las cuotas de aceptación de refugiados sirios en Estados Unidos aumentando las preocupaciones de que el Estado Islámico (EI) se pueda infiltrar de manera similar.

La propuesta legislativa obligaría a que toda persona que buscase asilo en Estados Unidos proveniente de Siria o Irak tuviera que pasar los controles tanto del Buró Federal de Investigaciones (FBI), como del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y del Centro Nacional Antiterrorista.

“Si nuestras fuerzas de seguridad y la comunidad de inteligencia no pueden verificar que cada persona que viene aquí no sea una amenaza a la seguridad, entonces no se les debe dejar entrar. En este momento, el Gobierno no pude certificar eso, por lo que este plan pone en pausa el programa (de refugiados)”, aseguró ayer el presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan.

Así, el texto bloquearía de manera temporal la aceptación de refugiados, pues las agencias de seguridad no podrían hacer frente de una manera efectiva a la verificación tan exhaustiva que requiere la ley.

Pese a la aprobación ayer en la Cámara de Representantes, aún debe recibir luz verde en el Senado, y el presidente de EE.UU., Barack Obama, ya ha advertido de que vetará la legislación si finalmente logra el consentimiento de los legisladores.

La Casa Blanca ha insistido en su determinación de abrir las puertas a 10,000 refugiados sirios que huyen del conflicto interno que vive su país a lo largo del próximo año.  

Se conoce que la nueve ley aprobada exige que el director del FBI, el secretario de Seguridad Interior y el director nacional de Inteligencia certifiquen que cada uno de los aspirantes al asilo en Estados Unidos no es una amenaza a la seguridad.

“Esa ley presenta exigencias innecesarias y poco prácticas que obstaculizarán de manera inaceptable nuestros esfuerzos por ayudar a algunas de las personas más vulnerables del mundo, muchas de las cuales son víctimas del terrorismo, y erosionará (el esfuerzo de) nuestros aliados en Medio Oriente y Europa por resolver la crisis de los refugiados”, dijo la Casa Blanca.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus