•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Bélgica acusó hoy a un tercer detenido de participación en un atentado terrorista y en una organización terrorista, en relación a los ataques del pasado viernes en París, informó hoy la Fiscalía federal en un comunicado.

"En el caso abierto tras los atentados terroristas de París el pasado viernes, la persona que fue detenida ayer ha sido acusada por el juez de instrucción por participación en atentados terroristas y participación en actividades de una organización terrorista y está bajo mandato de arresto", señaló la Fiscalía.

De esta manera son actualmente tres los acusados en Bélgica de haber participado en los atentados hace una semana en la capital gala.

El lunes pasado ya fueron acusados otros dos presuntos terroristas, identificados como Hamza Attouh y Mohamed Amri, de 20 y 27 años respectivamente.

La identidad del tercer acusado no ha trascendido de momento.

Ambos reconocen haber trasladado en coche a Saleh Abdeslam, principal sospechoso de los atentados y que se encuentra en busca y captura internacional, desde la capital francesa hasta Bruselas en la madrugada del viernes al sábado, pero insisten en que no tienen ninguna relación con los ataques en París.

Según dijo hoy a la agencia Belga el abogado de Mohammed Amri, su cliente recibió una llamada de Salah Abdeslam el viernes, quien le pidió que fuera a buscarle a París porque su coche había sufrido una avería.

En el trayecto entre las dos capitales, que hicieron en un Golf gris, participó asimismo Hamza Attough.

Durante el recorrido de vuelta hacia Bruselas, el vehículo pasó por tres controles policiales, según los letrados de ambos sospechosos, que aseguran asimismo que en ningún momento hablaron durante ese viaje de los atentados.

"Mi cliente trabajó hasta las dos de la madrugada y no escuchó las noticias en toda la noche. Sabía que pasaba algo en Francia, pero ignoraba exactamente qué. Fue a París con su amigo Attough a buscar a Salah, a quien conoce del barrio", añadió el abogado de Amri.

Una vez en Bruselas, depositaron a Abdeslam en Moleenbeck, según uno de ellos y en las proximidades del Estadio Rey Balduino según el otro sospechoso.

Por otro lado, la Fiscalía también confirmó que también se ha dejado en libertad al último de los siete detenidos el jueves en la región de Bruselas en el marco de otra investigación, la relativa a Bilal Hadfi, uno de los kamikazes suicidas del Estadio de Francia.

Su detención había sido prolongado provisionalmente durante 24 horas, pero la abogada de la familia Hadfi, Aurélie Jonker, informó pocas horas después de que el hermano de Bilal había sido liberado, extremo que ahora ha confirmado también la Fiscalía, aunque sin mencionar su identidad.

El hombre fue interrogado el viernes por la juez en relación a los contactos con su hermano en los días previos a los atentados de París.

Según la Fiscalía, este segundo dossier no tiene un vínculo directo con los ataques.

Bilal Hadfi combatió en Siria para el Estado Islámico y era conocido por el Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas de Bélgica, dado que figuraba en una lista de 800 nombres fichados por sus vínculos con ese país.

Las autoridades belgas aseguran que estos registros estaban previstos desde hace cierto tiempo y que se enmarcan en una investigación judicial iniciada a principios de 2015, después de que el joven partiese a Siria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus