•   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Japón anunció hoy que ofrecerá 1.3 billones de yenes anuales (10,010 millones de euros) a partir de 2020 a los países en vías de desarrollo para paliar los efectos del cambio climático, de cara a la cumbre que se celebra desde el lunes en París.

Tokio aportará esta cifra en el marco de las ayudas que todas las naciones industrializadas prevén destinar desde 2020 a los países en vías de desarrollo, según anunciaron hoy en rueda de prensa responsables del Ejecutivo nipón.

"Hemos hecho un esfuerzo considerable para aumentar nuestra aportación", afirmó Atsuyuki Oike, director general de Asuntos Globales de Japón, quien será uno de los líderes de la delegación nipona en la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que se celebrará en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre.

La aportación de Japón supondrá un incremento significativo respecto a la cifra que destina a la misma causa en el marco vigente, de 1 billón de yenes anuales (7.700 millones de euros), destacó Oike.

En la cumbre de París, los países desarrollados aspiran a alcanzar un compromiso para movilizar un total de 100.000 millones de dólares (94.220 millones de euros) anuales procedentes de fondos públicos y privados.

Estos ayudas se destinarán a paliar los efectos del cambio climático en países en vías de desarrollo, como las inundaciones, las sequías o las olas de calor, así como para contribuir a que reduzcan sus emisiones contaminantes.

"Creo que vamos por el buen camino para alcanzar la meta de movilizar los 100,000 millones de dólares que ha marcado París", añadió el responsable nipón.

Japón se compromete

Asimismo, Oike defendió el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que Japón presentará en París, y afirmó que se trata de una cifra "muy ambiciosa" y "realista".

Tokio se ha comprometido a reducir para 2030 sus emisiones contaminantes en un 26 por ciento con respecto a niveles de 2013, una cifra inferior a los objetivos que se han marcado Estados Unidos (entre un 26 y un 28 por ciento menos que en 2005) y la Unión Europea (un 40 por ciento menos que en 1990).

El Gobierno nipón también difundió hoy los datos sobre el volumen de gases contaminantes emitidos en el ejercicio fiscal 2014, en el que esta cantidad disminuyó por primera vez desde 2010.

Según las cifras, el país asiático -quinto mayor emisor del mundo de gases de efecto invernadero- lanzó a la atmósfera 1.365 millones de toneladas de estos gases entre 1 de abril de 2014 y el 31 de marzo de 2015, un 3 por ciento menos que lo emitido el año anterior.

Este descenso se habría logrado gracias a un incremento del uso de las energías renovables y a una contracción de la demanda energética, según el Ejecutivo nipón.

Desde el apagón nuclear en Japón a raíz de la catástrofe de Fukushima de 2011, el país asiático incrementó de forma sostenida el uso de fuentes fósiles para producir energía, así como las emisiones de gases de efecto invernadero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus