•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La muerte violenta del dirigente opositor venezolano Luis Manuel Díaz constituye "una herida de muerte a la democracia", advirtió este jueves el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro.

"Lo sucedido no es un episodio aislado, sino que se da conjuntamente con otros ataques realizados contra otros dirigentes políticos de la oposición en una estrategia que procura amedrentar a la oposición", manifestó Almagro en una nota oficial de la entidad continental.

Para el diplomático uruguayo, "el asesinato de un dirigente político es una herida de muerte a la democracia".

En su nota, Almagro pidió al gobierno venezolano "actuar ya, pedimos el cese de toda violencia; pedimos transformar la contienda electoral en una fiesta y no en un ejercicio de fuerza, violencia y miedo; pedimos las garantías más absolutas para todos".

Para que los venezolanos puedan participar con tranquilidad de las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre, expresó Almagro, es necesario evitar "los discursos cargados de amenazas, de pronósticos oscuros y a desarmar a cualquier grupo civil armado, especialmente aquellos que dependen del gobierno o del partido de gobierno".

Te interesa: Maduro dice que asesinato de opositor venezolano sería por “ajuste de cuentas”

"No debe haber un muerto más, no debe haber una amenaza más. Es hora de ponerle fin al miedo. Cada muerto en Venezuela duele hoy en todas las Américas", manifestó.

Díaz, secretario de Acción Democrática (AD) en Altagracia de Orituco, capital del estado Guárico (centro), fue baleado la noche del miércoles en una tarima donde hacía campaña electoral junto a Lilian Tintori, esposa del dirigente detenido Leopoldo López.

La coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) responsabilizó al gobierno "por acción y omisión de cualquier acto de violencia en Venezuela".

En tanto, Almagro -quien logró ser elegido secretario general de la OEA con el apoyo de Venezuela- parece haber entrado en franca ruta de colisión con Caracas desde que el gobierno venezolano descartó una misión de observación electoral de la entidad para los comicios del 6 de diciembre.

Esa decisión ya motivó un cargado cruce de declaraciones entre Almagro y la presidenta de la Comisión Electoral, Tibisay Lucena. En ese áspero intercambio de declaraciones, Almagro respondió con una carta abierta de 16 páginas que generó airadas reacciones en Caracas.

Venezuela ocupa actualmente la presidencia rotativa del Consejo Permanente de la OEA, en Washington.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus