•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente François Hollande prometió el viernes "destruir al ejército de fanáticos" del Estado Islámico, en el homenaje solemne de la nación a las víctimas de los atentados de París, y reafirmó que Francia "no cederá ni al miedo ni al odio".

Dos semanas después de los atentados del 13 de noviembre, que causaron 130 muertos y 350 heridos, una intensa emoción reinó en la ceremonia celebrada en el palacio de los Inválidos de París, en la que participaron unas 2,600 personas, entre ellas numerosos familiares de las víctimas.

Christophe, 48 años, Lola, 17 años, durante largos minutos se oyó la triste letanía de los nombres de las víctimas de los peores atentados sufridos por Francia en su historia.

"Viernes 13 de noviembre, ese día no lo olvidaremos nunca. Francia fue golpeada en su corazón", dijo el jefe de Estado, que prometió "solemnemente" hacer todo lo necesario para "destruir el ejército de fanáticos" responsable de los atentados de París, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Hollande denunció a esa "horda de asesinos" que actuaron "en nombre de una causa demente y de un Dios traicionado", y calificó los ataques de "acto de guerra organizado desde lejos y fríamente ejecutado".

Pero "Francia seguirá siendo la misma" y responderemos a los ataques con "más canciones, más conciertos" y "seguiremos yendo a los estadios", dijo.

"Los que cayeron el 13 de noviembre encarnaban nuestros valores, y nuestro deber es más que nunca hacerlos vivir. No cederemos ni al miedo ni al odio. Y si la cólera se apodera de nosotros, la pondremos al servicio de la calma determinación de defender la libertad", afirmó Hollande.

La ceremonia había empezado con La Marsellesa, el himno nacional francés. Luego varias cantantes cantaron las canciones "Quand on a que l'amour" (Cuando sólo tenenos el amor), del belga Jacques Brel, y "Perlimpinpin" de la francesa Barbara, mientras las fotos de las víctimas desfilaban en una pantalla.

Antes que el jefe de Estado, único orador de la ceremonia, tomara la palabra, un locutor pronunció el nombre y la edad de cada una de las víctimas.

"Eran la juventud de Francia", dijo Hollande, recordando que la mayoría de las víctimas "tenían menos de 35 años".

El presidente rindió homenaje a esa "generación", desgarrada en terrazas de cafés y en la sala de espectáculos Bataclan.

Único bemol en la unanimidad del homenaje, al que asistieron numerosas personalidades políticas, unas pocas familias de víctimas rehusaron participar en él, reprochando al gobierno que no tomara medidas "fuertes" de seguridad después de los atentados del 7 de enero, que causaron 17 muertos en París y su periferia, entre ellos varios periodistas del semanario Charlie Hebdo.

En los lugares de los atentados, decenas de personas se congregaron para dejar flores para recordar a las víctimas.

"Todo el país está sufriendo", expresó Elise Capvenat, de 48 años, delante la sala Bataclan, donde murieron 89 personas.

La hipotética coalición única 

Hollande se reunió en Moscú el jueves con su homólogo ruso Vladimir Putin para tratar de lograr que los países que luchan contra el EI coordinen sus acciones.

Tras reunirse con Putin, Hollande anunció que Francia y Rusia decidieron "coordinar e intensificar" sus bombardeos aéreos contra el Estado Islámico en Siria.

Esa colaboración no impide que siga habiendo divergencias entre los dos países respecto al futuro político de Siria.

Francia sigue considerando necesaria la partida del presidente Bashar al Asad, que Rusia apoya y considera un "aliado natural en la lucha contra el terrorismo".

"Lamentablemente, nuestros interlocutores no están dispuestos actualmente a trabajar juntos en el seno de una coalición única", declaró el viernes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Además de París, esa declaración apunta a Washington, que el martes respondió negativamente a la propuesta de Hollande de organizar una amplia coalición de lucha contra el EI.

Los presidentes Barack Obama, Vladimir Putin y François Hollande se encontrarán el lunes en París en el marco de la conferencia de la ONU sobre el clima COP21, y no se descarta que aborden en la ocasión nuevamente el tema de Siria.

Sin embargo, el viernes, por vez primera, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, planteó la posibilidad de que las fuerzas del régimen sirio se asocien a la lucha contra el EI, "en el marco de la transición política".

Después Hollande viajó a Malta, a la cumbre de la Commonwealth, donde pidió a los parlamentarios británicos que aprueben que su país se sume a los bombardeos en Siria contra el grupo yihadista.

En el marco de las investigaciones, dos sospechosos claves del ataque siguen siendo buscados, especialmente en Bélgica, donde la fiscalía inculpó a una sexta persona relacionada con los atentados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus