•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE / END

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió hoy a pedir que se limite el acceso a las armas tras el tiroteo de este viernes en una clínica de abortos de Colorado, que se saldó con al menos tres muertos y nueve heridos.

"Esto no es normal. No podemos dejar que se convierta en normal", dijo hoy Obama en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

"Si verdaderamente esto nos importa -si vamos a dar el pésame y rezar de nuevo, por Dios sabe cuántas veces más, con una conciencia verdaderamente limpia- entonces tenemos que hacer algo sobre el fácil acceso a armas de guerra en nuestras calles para personas que no tienen por qué usarlas. Punto. Ya es hora de decir basta", añade la nota.