•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Unión Europea (UE) expresó su apoyo a la ONU tras el nuevo ataque perpetrado contra una base de la ONU en Kidal (norte de Mali) que causó tres muertos y veinte heridos, y pidió que se aplique el plan de paz en el país.

“La Unión Europea presenta sus sinceras condolencias a las familias de las víctimas y a la ONU y reafirma su pleno apoyo a la Minusma (la misión de la ONU en el país) y la implementación del Acuerdo de Paz de Malí”, señaló en un comunicado el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

Los muertos, según pudo saber Efe, son dos cascos azules de nacionalidad guineana, y el tercero es un civil empleado de la base, presumiblemente local.

La UE reconoce que este nuevo ataque supone “un duro golpe para la estabilidad del país y la implementación del acuerdo de paz firmado el pasado mes de junio”.

El bloque comunitario subraya además que permanecerá junto a Malí, los países del Sahel y Naciones Unidas en la lucha contra el terrorismo, tal y como sostuvo recientemente la alta representante, Federica Mogherini, durante su reunión con el presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita.

Pánico en Keidal

El ataque se produjo en la madrugada del sábado con un nutrido fuego de morteros disparados por desconocidos, aunque el ataque aún no ha sido reivindicado, lleva el sello yihadista por su similitud con otros parecidos contra la presencia de la Minusma en Mali. 

El ataque sembró el pánico en Kidal, según fuentes locales, y máxime cuando las autoridades pidieron a la población de todos los barrios aledaños al aeropuerto que se abstuvieran de salir a la calle, explicó a Efe un ingeniero residente en la ciudad. La Minusma tiene desplegados en Mali a más de 9,000 cascos azules, además de un millar de policías y otro de civiles, lo que la convierte en una de las mayores misiones de la ONU en el mundo y también una de las más peligrosas por ser blanco frecuentes de los grupos yihadistas que se ocultan en el norte del país.

El jefe de la Minusma, el tunecino Mongi Hamdi, señaló horas después del atentado que “estos ataques no doblegarán la determinación de la ONU de apoyar al pueblo maliense y al proceso de paz y reconciliación en Mali”.

Investigación urgente

Los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas reclamaron ayer a las autoridades de Mali que investiguen con urgencia quiénes están tras del ataque perpetrado la base de la ONU en Kidal, al norte del país africano.

El Consejo recordó en un comunicado que los atentados contra aquellos que actúan por el mantenimiento de la paz son considerados por el derecho internacional como crímenes de guerra.

Los miembros quisieron “condenar en los máximos términos posibles” el ataque de este sábado contra la sede de la misión de estabilización de la ONU en Mali (Minusma).

Expresaron asimismo sus “profundas condolencias” para con los familiares y amigos de los dos cascos azules de nacionalidad

guineana y del civil de Burkina Faso que murieron en el ataque, y mostraron su apoyo para las autoridades de Mali y de los dos países de los cuales eran originarios las víctimas mortales.

Igualmente reafirmaron la necesidad de combatir “por todos los medios, y de acuerdo a la Carta de la ONU, las amenazas a la paz internacional y la seguridad causadas por actos terroristas y actuar contra los criminales que usan ese terror, sean quien sean y actúen por lo que sea”.

Los miembros del Consejo de Seguridad reiteraron el “total” apoyo al Minusma y las fuerzas francesas que lo apoyan.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus