•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuba y Estados Unidos evidenciaron hoy sus diferencias en política migratoria al discrepar sobre el futuro de la Ley de Ajuste y la política "pies secos-pies mojados", dos medidas que para La Habana son responsables de crisis como la actual en Costa Rica.

Este punto fue el de mayor desacuerdo en la reunión bianual sobre inmigración que mantuvieron hoy representantes del Gobierno cubano y del estadounidense en el Departamento de Estado, en Washington.

Cuba pidió a Estados Unidos el fin de la actual política migratoria para sus ciudadanos por considerar que estimula el tráfico de emigrantes y la inmigración ilegal "como se ha evidenciado", a su juicio, en la actual crisis en Costa Rica, según informó la delegación del país caribeño en un comunicado.

"Tanto la política de 'pies secos-pies mojados' como el 'Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos' son incoherentes con el contexto bilateral actual, entorpecen la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos y generan problemas a otros países de la región", consideró la delegación de la isla, que acusa a Washington de un "manejo politizado" del tema migratorio.

Su petición fue rechazada una vez más por Estados Unidos, que dejó claro que no tiene intención de hacer cambios en la política migratoria que se aplica a los ciudadanos cubanos.

La Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de "pies secos/pies mojados" privilegian a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, que pueden solicitar la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a la isla.

La última crisis de la inmigración cubana tiene lugar estos días en Costa Rica, donde miles de cubanos que salieron por aire vía Ecuador, país que no les pedía visa, están ahora varados.

Combatir tráfico de personas

"Esta peligrosa travesía ilustra los riesgos y las incertidumbres inherentes al involucrarse con traficantes y crimen organizado en los intentos de llegar a Estados Unidos de la inmigración ilegal e irregular", dijo a Efe un portavoz del Departamento de Estado que pidió el anonimato.

"Nos preocupa su seguridad (...). Sin embargo, este es un tema que va más allá de la relación entre Cuba y Estados Unidos", añadió el portavoz.

Estados Unidos, según la misma fuente, abordó hoy con la delegación de la isla cómo pueden colaborar para "combatir las organizaciones de tráfico de personas que se aprovechan de la inmigración cubana".

También se refirió a la crisis en Costa Rica la directora de relaciones con la prensa del Departamento de Estado, Elizabeth Trudeau, quien explicó que Estados Unidos busca "soluciones para el desafío que se presenta cuando los inmigrantes no tienen una petición de asilo válida o otras bases legales para quedarse en un país".

"Reconocemos que los Gobiernos tienen el derecho soberano de devolver a estas personas a su país y todas esas devoluciones deben ser llevadas a cabo con seguridad y dignidad", añadió Trudeau en una rueda de prensa.

La delegación cubana denunció que las actuales políticas de EE.UU. violan "la letra y el espíritu" de los Acuerdos Migratorios en vigor, en los cuales se comprometió "a interrumpir" la práctica de admitir a migrantes cubanos que llegaran a su territorio por vías irregulares.

  • La base del diálogo migratorio bilateral radica en los acuerdos de 1994 y 1995, por los que EE.UU. y Cuba se comprometieron a mantener una inmigración "segura, legal y ordenada" y a reunirse cada seis meses para revisar la implementación de esos pactos.

El diálogo sobre migración era uno de los escasos contactos bilaterales que mantenían EE.UU. y Cuba antes de iniciar su acercamiento en diciembre de 2014.

La delegación cubana estuvo encabezada por la directora general para Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal; y la estadounidense por el subsecretario adjunto de EE.UU. para Suramérica y Cuba, Alex Lee.

Cuba invitó a Estados Unidos a celebrar la próxima reunión en La Habana en el primer semestre de 2016. La anterior se celebró en la isla en enero de este año.

Este martes, las delegaciones mantendrán otra reunión en Washington para abordar la colaboración contra el narcotráfico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus