•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Cuba anunciaron hoy que a partir del 7 de diciembre los médicos cubanos necesitarán autorización si desean dejar el país "por asuntos particulares", medida que coincide con la crisis migratoria en la que se encuentran varados unos 4,000 cubanos en Centroamérica.

En una declaración oficial publicada en los medios se especifica que se aplicará esta distinción a los profesionales que realizan "actividades vitales en los servicios de salud a la población y en la actividad científico-técnica".

La nota explica que esta nueva disposición no significa la prohibición de viajes a los médicos, "sino que se analizarán las fechas de salida del país, teniendo en cuenta el relevo de cada profesional", para garantizar la "calidad, continuidad y estabilidad del funcionamiento de los servicios de salud".

Esta regulación se aplicará además para "mitigar las afectaciones" producidas por la "política migratoria selectiva y politizada" de EE.UU hacia Cuba y la "creciente contratación no planificada de médicos cubanos en otros países", señala la declaración oficial.

En el texto, el Gobierno reitera también que aquellos profesionales que hayan dejado el país, incluyendo a las "víctimas de políticas engañosas" que abandonaron las misiones de la isla caribeña en el exterior, pueden "reincorporarse" al sistema de salud bajo condiciones similares a las que tenían antes de emigrar.

La extensa nota se refirió además a la ronda de conversaciones migratorias cubano-estadounidenses sostenida este lunes, en la que Cuba pidió nuevamente la eliminación de la política de "pies secos-pies mojados", del Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos y de la Ley de Ajuste Cubano.

Para las autoridades cubanas, estas políticas son la "causa de fondo de la emigración ilegal", el "tráfico de emigrantes" y la "entrada irregular a los Estados Unidos de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior", además de una "violación" de los acuerdos migratorios bilaterales.

Miles de médicos cubanos han desertado de "misiones internacionalistas" con sede en varios países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, desde donde se mueven "irregularmente" por territorio centroamericano en su afán por llegar a EE.UU., amparados por la Ley de Ajuste Cubano.

Actualmente unos 4.000 cubanos se encuentran varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, adonde llegaron en su mayoría desde Ecuador, la única nación latinoamericana que no exigía visado a los cubanos, tras cruzar de manera irregular a través de Colombia y Panamá.

El pasado 26 de noviembre, tras la reunión del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA), en la que también participaron Cuba, Ecuador, México y Colombia, el Gobierno ecuatoriano anunció que a partir de hoy comenzaría a pedir visas a los cubanos que deseen entrar al país andino como turistas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus