•   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El parlamento británico aprobó este miércoles participar en los bombardeos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, tras un largo y tenso debate, marcado por las declaraciones del primer ministro David Cameron acusando de "simpatizantes terroristas" a quienes se opusieron a la iniciativa.

Los diputados se pronunciaron a favor de la propuesta del gobierno por 397 votos a favor y 223 en contra y, de este modo, el Reino Unido, que ya participaba en los bombardeos contra la organización islamista en Irak, se sumará a Estados Unidos, Francia y otros países al extender los bombardeos en Siria.

"Tenemos que responder a la llamada de nuestros aliados", dijo Cameron durante el debate, tres semanas después de los atentados de París que dejaron 130 muertos y que fueron reivindicados por la organización Estado Islámico.

"¿Trabajamos con nuestros aliados para socavar y destruir esta amenaza y vamos a buscar a estos terroristas en sus feudos, donde planean matar a británicos, o nos sentamos a esperar que nos ataquen?", se preguntó.

Muchos diputados usaron su turno para exigir airados a Cameron que se disculpase por haber tildado de "simpatizantes terroristas" a quienes se oponen a su iniciativa, en una reunión con colegas conservadores el martes.

Estas palabras "degradan el cargo de primer ministro y minan la seriedad de las deliberaciones de hoy", respondió el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn.

"En vez de añadir bombas británicas a las otras que llueven sobre Siria, lo que hace falta es acelerar las conversaciones de paz en Viena", añadió.

  • El Reino Unido ya participa en los bombardeos contra el grupo yihadista en Irak, al otro lado de la frontera con Siria, y los atentados del 13 de noviembre en París -130 muertos- despertaron una enorme solidaridad entre los británicos y sus políticos, así como las ansias de castigar al EI, que los reivindicó.

Sin embargo, a medida que se acercaba la votación, las fuerzas políticas llegaron divididas y el apoyo de los británicos a los bombardeos había caído.

El permiso del Parlamento se produce dos años y medio después de que rechazara participar en una acción militar contra el presidente sirio Bashar Al Asad por usar armas químicas contra la población de su país.

El discurso más celebrado del debate fue el de Hilary Benn, el responsable de política exterior de los laboristas, que votó a favor de los bombardeos y contra su líder Corbyn, que se oponía.

"Lo que sabemos de los fascistas es que hay que derrotarlos, y es por eso, como hemos oído esta noche, los socialistas y los sindicalistas fueron parte de las Brigadas Internacionales que (a fines) en los años 1930 lucharon contra (Francisco) Franco", el dictador español.

"Es por eso que toda la Cámara se alzó contra Hitler y Mussolini. Es por eso que nuestro partido siempre se alzó contra la violación de los derechos humanos y a favor de la justicia, y es por eso que ahora tenemos que enfrentrar a este mal", sentenció Benn.

La sombra de Irak es alargada

Pero las dudas creadas por las guerras de Irak y Afganistán, en las que el Reino Unido participó a instancias del ex primer ministro laborista Tony Blair, pesaron en el debate.

"El espectro de Irak, Afganistán y Libia planea sobre este debate", dijo Corbyn, a lo que Cameron respondió: "esto no es 2003. No podemos usar errores pasados para justificar la indiferencia o la pasividad".

Las dos guerras costaron la vida a más de 600 soldados británicos y hay quien cree que provocaron los atentados de 2005 en Londres. Como el entonces alcalde de la capital británica, Ken Livingstone, que la semana pasada acusó a Blair: "Si no hubiéramos invadido Irak, aquellos cuatro hombres no hubieran matado a 52 londinenses, lo sabemos".

Una petición en internet contra la participación británica en los bombardeos llevaba este miércoles más de 170.000 firmas.

"La gente es reticente a intervenir en otra guerra en Medio Oriente sin saber qué ocurrirá luego", explicó a la AFP Ian Bond, responsable de política exterior del Centro de Reforma Europea, un instituto de análisis londinense.

Los misiles Brimstone

La pregunta más planteada estos días es qué puede aportar la Royal Air Force (RAF) a los bombardeos de franceses, rusos o estadounidenses.

Para el brigadier Ben Barry, analista del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres, la respuesta son los misiles Brimstone, "que pueden ser transportados por cazas rápidos a muy alta velocidad".

"Es un misil muy preciso, que puede seguir vehículos e incluso motocicletas", explicó Barry a la AFP. Además, "tiene una ojiva de bajo rendimiento, que reduce a mínimos los daños colaterales y civiles".

Malcolm Chalmers, analista del centro de análisis militar Royal United Services Institute (Rusi), estimó que la intervención "es importante simbólicamente, pero no transformativa". "El Reino Unido quiere dejar claro que es una de las potencias importantes de la OTAN", sentenció.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus