•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

El presidente venezolano Nicolás Maduro cerró ayer, jueves, la campaña electoral del oficialismo para las parlamentarias del próximo domingo prometiendo una “sorpresa” en los resultados, en un contexto de favoritismo inédito de la oposición venezolana en 17 años de chavismo.

“El chavismo se ha levantado nuevamente. El 6 de diciembre le dará la sorpresa al imperialismo norteamericano”, dijo Maduro en Caracas ante decenas de miles de seguidores transportados por la maquinaria chavista en autobuses de todas partes de Venezuela, y concentrados en la céntrica Avenida Bolívar.

La gran mayoría de las encuestadoras independientes dan a la oposición un favoritismo de dos dígitos frente a un chavismo que se ha visto hundido en los sondeos por la crisis económica que asola Venezuela desde 2013, en la que hay escasez de dos tercios de los productos básicos, inflación proyectada de 205% para este año y un retroceso de al menos 6% en la economía.

Y aunque la carestía obliga a los venezolanos a realizar largas colas de muchas horas para conseguir alimentos y medicinas, Maduro apela a la lealtad de los chavistas por la figura del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), para incentivarlos al voto y no abstenerse como señal de su descontento.

“Le pido al pueblo la mayor lealtad al legado de Hugo Chávez”, señaló el mandatario venezolano, en un acto ampliamente cubierto por todo el sistema de medios de comunicación estatales.

La elección, que es percibida desde la oposición como una oportunidad para inicia un cambio del modelo político y económico que rige el país, fue descrita por Maduro ante sus seguidores como “una decisión entre dos modelos: el modelo de la patria rebelde, pura, bolivariana y chavista; y el modelo de la antipatria entreguista, pitiyanqui y muy corrompida de la derecha”.

Como en anteriores discursos, Maduro dijo “estar dispuesto a hacer mucho más para echar a andar un proceso de radicalización de la revolución económica productiva”.

Pero advirtió a sus seguidores, en un llamado cumbre, que “necesitamos la victoria del domingo para darle una lección a la burguesía parasitaria”.

Invitados de la oposición

Un grupo de expresidentes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (Idea) viajó ayer desde Bogotá a Caracas para que el domingo “se respete el resultado electoral, se respete la democracia y sea una democracia limpia, abierta y transparente”, en palabras del colombiano Andrés Pastrana.

Por invitación de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los exgobernantes Jorge Quiroga (Bolivia), Andrés Pastrana (Colombia), Mireya Moscoso (Panamá), Luis Alberto Lacalle (Uruguay) y Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica) participarán como acompañantes internacionales de las elecciones legislativas, que tendrán lugar en Venezuela el 6 de diciembre.

“Son elecciones parlamentarias de Venezuela, pero tienen un enorme significado regional”, dijo a Efe Quiroga, en Bogotá, donde ayer  se reunieron para viajar a Caracas.

En la capital venezolana tiene previsto dar hoy, viernes, una declaración, dijo Pastrana.

Quiroga consideró este proceso electoral como el “más importante para cualquier ciudadano en América Latina” o de “fuera de nuestras fronteras” en un momento en el que, aseguró, “soplan vientos de cambio”.

A su juicio, se ha iniciado “un fin de ciclo del populismo autoritario” con el reciente triunfo en Argentina de Mauricio Macri y el proceso que se ha puesto en marcha en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff, que puede derivar en su destitución.

Que se cuenten todos los votos y que después de una jornada democrática, pacífica y tranquila impere la tranquilidad y la madurez”. Jorge Quiroga, expresidente de Bolivia.

Quiroga dijo esperar que “el pueblo venezolano pueda votar libremente”, que “se cuenten todos los votos y que después de una jornada democrática, pacífica y tranquila impere la tranquilidad y la madurez”.

El próximo domingo los venezolanos acudirán a las urnas para renovar los 167 escaños de la Asamblea Nacional (AN, unicameral), en un proceso que podría configurar un nuevo escenario político para el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Cambios

Al referirse a esta votación, Pastrana apuntó que “lo que puede suceder el domingo es que se rompa el equilibrio de poderes que existe al interior de Venezuela”, donde en su opinión hay dos presidentes: Maduro y el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

“Y lo que va a pasar este domingo es que puede suceder que haya cambio en esa cabeza que es la Asamblea Nacional. Que no sea Cabello el que esté presidiendo la Asamblea Nacional sino que sea la oposición y va a continuar el gobierno del presidente Maduro”, sostuvo.

Pastrana confirmó que durante su estadía buscará entrevistarse con Maduro, con la directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE), con los encargados del operativo de seguridad Plan República, el Episcopado y el sector privado, entre otros.

Es “lo que haría una misión observando un proceso electoral o acompañando un proceso electoral, que es lo que vamos a hacer nosotros”, afirmó.

“Vamos a que se respete el resultado electoral, se respete la democracia y sea una democracia limpia, abierta y transparente”, complementó Pastrana, quien confió que se lleve a cabo “una fiesta electoral con todas las garantías”.

Los exmandatarios abogaron de igual forma para que se permita que líderes opositores como Antonio Ledezma, en arresto domiciliario, y Leopoldo López, condenado a casi 14 años de cárcel, ejerzan su derecho al voto.

También hacen parte del acompañamiento internacional a las elecciones venezolanas el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, el exmandatario panameño Martín Torrijos y al senador colombiano Horacio Serpa, estos invitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Además el expresidente dominicano Leonel Fernández encabeza una misión electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus