•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ruso Vladímir Putin advirtió ayer  a Turquía, dirigida por “una pandilla” que ha perdido “la razón”, que “lamentará” el derribo de un avión ruso cerca de la frontera siria.

Horas después, los ministros de Relaciones Exteriores ruso y turco, Serguei Lavrov y Mevlüt Cavusoglu, se reunieron por primera vez desde el 24 de noviembre, fecha en que la aviación turca abatió el avión ruso al que acusaba de violar su espacio aéreo. Ambos se encontraban en Belgrado para asistir a una reunión ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Tras el encuentro, Cavusoglu expresó las condolencias de Turquía por la muerte de uno de los dos pilotos del avión derribado, pero no pidió las disculpas que exige Moscú. 

“Es importante mantener los canales de diálogo abiertos”, dijo Cavusoglu, citado por la prensa turca. “En ambos lados hay un deseo de no aumentar las tensiones. Estoy seguro de que el sentido común triunfará sobre la emoción”, añadió, aunque reconoció que “no sería realista decir que los problemas se han solucionado en una primera reunión”.

Putin, que acusó a su homólogo turco de estar implicado en el contrabando de petróleo del grupo Estado Islámico (EI), aseguró que jamás olvidará el derribo del avión por Turquía. 

“No olvidaremos nunca esta complicidad con los terroristas. Consideraremos siempre la traición como uno de los actos más viles”, declaró durante su discurso anual delante de los parlamentarios, el gobierno y los gobernadores de las regiones de Rusia.

“Parece que Alá ha decidido castigar a la pandilla en el poder en Turquía privándola de razón y de sentido común”, continuó, provocando la risa de la asamblea.

Erdogan reaccionó a las acusaciones de Putin tachándolas de “inmorales” e inculpó a su vez a Moscú de complicidad en el tráfico de petróleo del EI.

Rusia anunció nuevas sanciones contra Ankara, ya víctima de un embargo en particular en los sectores de la agricultura, las obras públicas, la energía y el turismo.

“No es la última vez que les recordamos lo que hacen, ni la última vez que van a lamentar sus actos”, clamó Putin durante su discurso de política general, donde la crisis con Turquía eclipsó las cuestiones económicas y sociales.

Inmediatamente después del discurso, el ministro de Energía ruso Alexander Noval anunció la suspensión de las conversaciones entre Ankara y Moscú sobre el proyecto de gasoducto TurkStream, llamado a llevar el gas ruso a Turquía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus