•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se refirió ayer a los autores del tiroteo que causó 14 muertos el miércoles en California como “soldados del califato”, aunque no reivindicó la matanza.

La organización elogió el ataque en el que también resultaron heridas 21 personas, en su radio en inglés.

“Dos soldados del califato llevaron a cabo un ataque en el Centro Regional Inland en San Bernardino, California”, declaró el grupo, que llama “califato” las franjas de territorio que controla en Siria e Irak desde la ofensiva que lanzó en 2014.

Según el grupo, los autores del ataque, Syed Farook, de 28 años, y su mujer Tashfeen Malik, de 29, fueron “abatidos en el camino hacia Alá”.

Somos estadounidenses. Defendemos nuestros valores de una sociedad abierta y libre. Somos fuertes. Somos resistentes y no nos dejaremos aterrorizar”.  Barack Obama,  presidente de Estados Unidos.

El EI no reivindicó, sin embargo, de forma explícita la matanza, a diferencia de lo que hizo en anteriores ocasiones, como después de los ataques que dejaron 130 muertos en París, el pasado 13 de noviembre.

Horas antes, el grupo se había referido a los autores del ataque como “seguidores del Estado Islámico”, en su radio en árabe.

Obama reacciona

El presidente Barack Obama dijo este sábado que Estados Unidos no se dejará “aterrorizar” y reiteró sus llamados para reforzar el control de armas, en un mensaje semanal centrado en el mortal ataque en California, que el FBI investiga como acto terrorista.

“Somos estadounidenses. Defendemos nuestros valores de una sociedad abierta y libre. Somos fuertes. Somos resistentes y no nos dejaremos aterrorizar”, dijo Obama en su mensaje semanal difundido por la Casa Blanca.

Según los investigadores del FBI, el tiroteo del miércoles, que dejó 14 muertos y 21 heridos, fue minuciosamente preparado. Sin embargo, no hay evidencia de que la pareja musulmana que perpetró el ataque formara parte de algún grupo organizado o “célula”.

“Es muy posible que esos dos atacantes se hayan radicalizado. Si ese fuera el caso, ilustra la amenaza en la que nos concentramos desde hace años: el peligro de gente que sucumbe ante las ideologías extremistas violentas”, destacó Obama.

“Sabemos que la organización Estado Islámico y otros grupos incentivan activamente, a través del mundo y en nuestro país, a la gente a cometer actos terribles, a menudo como lobos solitarios”, agregó.

Pide unión

El mandatario llamó a los estadounidenses a unirse, afirmando que ésta es la mejor respuesta posible para “honrar las vidas perdidas en San Bernardino” y “enviar un mensaje” a aquéllos que quieren atacar a Estados Unidos.

El FBI confirmó el viernes que investigaba como “un acto terrorista” la matanza perpetrada por el matrimonio, en medio de informaciones que apuntan a que la mujer había manifestado en Facebook su lealtad al grupo EI.

“Hay muchas pruebas que nos han llevado a decir que estamos investigando este ataque como un acto terrorista”, explicó en rueda de prensa el director adjunto del FBI en Los Ángeles, David Bowdich.

A pesar de estos indicios, el FBI no está todavía en condiciones de asegurar que el matrimonio recibió órdenes del grupo yihadista o de si se trata del primer ataque del EI en territorio estadounidense.

The New York Times pide control de armas

Inusual. El diario The New York Times publicó este sábado un editorial en portada por primera vez desde la década de 1920 para instar al control de armas tras el tiroteo en San Bernardino. Titulado “Fin a la epidemia de armas en Estados Unidos”, el editorial arremete contra los políticos y afirma que ciertos tipos de armas y municiones deben ser prohibidas a los civiles.

“Es un ultraje moral y una desgracia nacional que los civiles puedan comprar legalmente armas diseñadas específicamente para matar gente con velocidad y eficiencia brutales”, indica el artículo. El Times dijo que es “correcto y conveniente” que las autoridades comprueben si los asesinos estaban conectados con el terrorismo internacional.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus