•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Estado de EE.UU. emitió hoy una alerta por la violencia que se vive en Burundi en la que recomienda a sus ciudadanos que no viajen a ese país y urge a los que residen allí a irse "tan pronto como sea posible".

Como resultado de la "continua violencia" en Burundi, el Departamento de Estado ha ordenado también que todo el personal del Gobierno y la embajada estadounidense "no esencial" salga del país.

Ahora mismo la embajada en Burundi solo ofrece servicios de emergencia "muy limitados" a los ciudadanos estadounidenses en el país, de acuerdo con la alerta, que reemplaza a la emitida el pasado 3 de noviembre.

"La violencia política persiste en todo Burundi tras las controvertidas elecciones en el país, un intento de golpe de Estado y el debate sobre el tercer mandato del presidente (Pierre Nkurunziza)", subraya el Deparmento de Estado en su alerta.

Asimismo, anota que las "manifestaciones, reuniones e incluso eventos deportivos en principio pacíficos pueden volverse violentos sin advertencia previa".

"La corrupción es endémica en Burundi y contribuye a un ambiente donde no se respeta el estado de derecho. Los delincuentes que han sobornado a funcionarios pueden operar con impunidad", añade el mensaje.

El pasado viernes se produjeron enfrentamientos en la capital del país, Buyumbura, donde un grupo rebelde atacó cuatro cuarteles militares, con un resultado de 87 muertos, según el Ejército.

Los rebeldes de las Fuerzas Nacionales de Liberación (FNL) reivindicaron el ataque y manifestaron su voluntad de seguir luchando contra el presidente "Nkurunziza y su camarilla", a quienes acusan de querer "conservar el poder violando la Constitución y tomando como rehén al pueblo de Burundi".

El pasado 23 de noviembre, el presidente de EE.UU., Barack Obama, emitió una orden ejecutiva con sanciones a varios individuos de Burundi, entre ellos un ministro y un alto jefe policial, a los que considera responsables de actos "que amenazan la paz y seguridad" en el país.

Los individuos sancionados verán bloqueados sus activos en EE.UU. y estarán sujetos a restricciones de visado para entrar al país.

Entre los sancionados por Obama figuran el ministro de Seguridad Pública de Burundi, Guillaume Bunyoni, y el director adjunto de la Policía Nacional, Godefroid Bizimana, así como un exjefe de los servicios de inteligencia del país africano y un exministro de Defensa.

Burundi vive una violenta crisis política desde abril pasado, cuando Nkurunziza modificó la Constitución para presentarse a un tercer mandato, una maniobra que le llevó a ser reelegido en julio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus