•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó este miércoles a combatir la corrupción en su administración, blanco de hondas críticas de parte de la oposición y en momentos que la población debe decidir, vía referendo, si le autoriza a postularse a una nueva reelección.

En un encuentro con alcaldes de La Paz, Morales instó a llevar una gestión "con transparencia y honestidad", luego de haberse enterado que existe "una asociación de víctimas de (el exalcalde de El Alto, Édgar) Patana, que denuncian que les cobraba hasta el 40% en diezmos (comisiones) por contrato de obra".

"Si es verdad, es gravísimo", señaló Morales, que recomendó que "en este tema de la corrupción, no hay por qué defender" a los acusados.

De cara al referendo del 21 de febrero, en que se consultará al electorado sobre la posibilidad de modificar la Constitución para permitir una nueva postulación de Morales a un cuarto mandato (2020-2025), la oposición hace centro en casos de corrupción que afectarían la gestión del mandatario de origen indígena.

Varios dirigentes indígenas, principal soporte político de Morales, entre ellos la exministra de Desarrollo Rural Nemesia Achacollo, están en la mira de la justicia por un escándalo de malversación de dinero del Fondo de Desarrollo Indígena, un caso que podría afectar al presidente.

Siete líderes indígenas, incluidos dos senadores del oficialismo y la exministra de Justicia Julia Ramos, fueron detenidos preventivamente, mientras que otros cinco permanecen en detención domiciliaria para responder por este caso.

Según la diputada opositora Norma Piérola, una justicia "funcional al gobierno practica detenciones de conveniencia política para lavar la imagen del gobierno".

La liquidadora del Fondo Indígena, Lariza Fuentes, detectó un presunto daño económico de 35 millones de dólares por una treintena de proyectos no ejecutados y por más de 700 proyectos inconclusos que recibieron fondos que, en algunos casos, habrían ido a parar a cuentas personales.

Desde que asumió Morales, en 2006, varios dirigentes oficialistas fueron encarcelados por corrupción, entre ellos Santos Ramírez, expresidente de la petrolera estatal y exallegado de Morales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus