•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Nueva York registró el jueves un récord de calor histórico para un 24 de diciembre, en vísperas de Navidad y en pleno invierno boreal, mientras en el sur de Estados Unidos murieron diez personas por tornados.

Según el portal del Servicio Meteorológico Nacional estadounidense (NWS), la temperatura alcanzó pasado el mediodía los 22,2º Celsius (72º Fahrenheit), marcando un nuevo récord para un 24 de diciembre y batiendo ampliamente los 17,2ºC (63ºF) registrados en 1996.

El "veranito" que vive la ciudad desde hace una semana con temperaturas muy por encima de lo normal para esta época del año hizo que por la calle pudiesen verse turistas y neoyorquinos en pantalones cortos y camiseta, constató la AFP.

Lo mismo ocurrió en otras ciudades de la costa este del país, como la capital Washington y Filadelfia.

La temperatura del jueves no quedó lejos del récord histórico para todo el mes en Nueva York, 23,8ºC (75ºF) el 7 de diciembre de 1998, de acuerdo con las estadísticas que el NWS recopila desde 1871.

El NWS pronosticó para el día de Navidad posibles nuevos récords, con clima seco la mayor parte de la jornada y eventuales lluvias por la noche.

El pasado invierno en Nueva York había sido uno de los más duros de los últimos tiempos, con constantes nevadas y temperaturas por debajo de 0ºC durante muchos días.

La apacible víspera navideña en la Gran Manzana y la costa este contrastó con la dramática situación vivida en el centro y sureste de Estados Unidos, donde al menos diez personas murieron el miércoles por tornados que arrasaron desde Illinois hasta Alabama.

Misisipi muy afectado

Hubo cuantiosos daños materiales en varios estados, y Misisipi (sur) registró por sí solo seis víctimas mortales, según medios y autoridades locales.

Un niño de siete años fue hallado muerto luego de que un tornado lanzara por los aires el automóvil en el que viajaba, afirmó el jefe de los bomberos del pueblo de Holly Springs, Kenny Holbrook.

Se registraron además unos 40 heridos, indicó el gobernador Phil Bryant, quien declaró el estado de emergencia que permite a las administraciones locales pedir ayudas financieras.

El canal CNN y otros medios estadounidenses informaban en total de diez personas fallecidas, con víctimas mortales también en Tennessee y Arkansas.

El Servicio Meteorológico Nacional en Memphis (Tennessee) señaló que un "tornado excepcionalmente violento y de largo recorrido" atravesó el territorio desde Misisipi.

Nick Weems, alguacil interino de Perry County, en Tennessee, dijo a CNN que su comunidad "perdió varias viviendas", incluyendo una en la que murieron dos personas.

"Es un momento de trágica devastación para nuestra comunidad, especialmente ahora en este periodo de vacaciones navideñas", declaró.

Un sobreviviente de Perry County contó a CNN que luego del tornado el poblado parecía un "terreno baldío". "No quedó nada", agregó.

"Estábamos en casa. Escuchamos soplar el viento. Corrimos hasta el refugio para tormentas. 45 segundos más tarde golpeó", explicó.

Según el NWS, las condiciones climáticas que produjeron el grave fenómeno meteorológico habían "disminuido su fuerza" el jueves.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus