•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno alemán criticó hoy a los movimientos y partidos de ultraderecha que alientan el odio contra los refugiados, ya que consideran que están fomentando los ataques contra los albergues de acogida a peticionarios de asilo.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, acusó, en declaraciones a los medios del grupo Funke, a las formaciones de derecha de ser "corresponsables" de los actos de violencia contra centros de refugiados, que se han disparado este año en Alemania.

El político socialdemócrata instó a la ciudadanía a oponerse a los violentos y a los autores intelectuales de los ataques "con toda la vehemencia".

Por su parte, el ministro de Finanzas alemán, el cristianodemócrata Wolfgang Schäuble, urgió a los militantes y cargos de su partido a no entrar en una competición con los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD), un partido en ascenso, según las últimas encuestas, que lo sitúan dentro del parlamento al superar el mínimo del 5 %.

En declaraciones al "Bild am Sonntag" aseguró que "la mejor receta para que AfD tampoco entre en el parlamento en las próximas elecciones es solucionar las preocupaciones de los ciudadanos y no destacar las consignas de los tontos".

La policía alemana dio a conocer hoy dos nuevos ataques contra centros de refugiados en la localidad de Schlettau y en la ciudad de Dresde, ambas en el estado federado de Sajonia (este del país).

En el primer municipio, varios desconocidos arrojaron en la madrugada del sábado cuatro objetos incendiarios contra un edificio que estaba siendo acondicionado como albergue de peticionarios de asilo, ocasionando tan sólo daños materiales.

En Dresde, los atacantes lanzaron petardos ilegales a un centro de acogida y rompieron varias ventanas, aunque aquí tampoco se registraron heridos.

El último ataque incendiario contra un centro de refugiados se produjo ayer, cuando varios desconocidos prendieron fuego a un edificio en Schwäbisch Gmünd (suroeste) que estaba siendo acondicionado para acoger peticionarios de asilo, siguiendo un patrón ya habitual este año.

El departamento de Investigación de lo Criminal de la Policía federal (BKA) ha anunciado que hasta primeros de diciembre se registraron en Alemania 817 ataques contra centros de acogida de peticionarios de asilo, ya sean habitados o en construcción, una cifra que cuadruplica la del conjunto de 2014.

Al menos 733 de esos casos, que incluyen desde ataques incendiarios a actos de incitación a la violencia y de propaganda neonazi, se atribuyen a la ultraderecha o de motivación xenófoba.

Alrededor de un millón de peticionarios de asilo han llegado este año a Alemania, la mayor cifra de la historia reciente del país, en su mayoría procedentes de Siria, Irak, Afganistán y los Balcanes. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus