•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ministerio británico de Exteriores declaró que "examina el contenido" del video difundido ayer por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) donde se muestra la ejecución de cinco hombres acusados de espiar para el Reino Unido.

"Tenemos constancia del video y estamos examinando su contenido", afirmó escuetamente un portavoz del Foreign Office.

El Estado Islámico ha difundido por internet un video en el que muestra el asesinato a tiros de cinco detenidos --algunos de quienes afirman ser sirios-- a los que acusa de haber espiado para el Reino Unido.

En la grabación, de más de diez minutos de duración y cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, un hombre encapuchado les acusa de espiar para el primer ministro británico, David Cameron, a quien llama "imbécil" y "esclavo de la Casa Blanca".

Los disparos

El supuesto yihadista, que habla en inglés con acento británico, está acompañado de otros cuatro terroristas, que disparan con él a las cinco víctimas, arrodilladas y ataviadas con monos naranjas, como es habitual en los videos del EI.

El encapuchado que dirige el mensaje a Cameron advierte a quienes luchan con el Reino Unido que el gobierno británico les abandonará "como ha hecho con estos espías y otros antes que ellos".

Este supuesto yihadista añade: "Nuestro país, el Estado Islámico, está aquí para quedarse", y continuará "haciendo la yihad, rompiendo fronteras, y un día invadiendo vuestra tierra", donde impondrá la "sharia" (ley islámica).

Al menos doce policías murieron ayer y otros diez resultaron heridos en un ataque suicida perpetrado contra una base de las fuerzas iraquíes al norte de la ciudad de Tikrit.

El Reino Unido inició el pasado mes bombardeos aéreos contra el EI en Siria, como parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, tras obtener autorización parlamentaria.

Hasta entonces, este país solo participaba en los ataques desde el aire en Irak.

El video

Las imágenes, difundidas el domingo en sitios yihadistas y detectadas por el centro estadounidense de vigilancia de sitios yihadistas (SITE) comienza con la "confesión" a cámara de cinco hombres supuestamente originarios de Raqa, la "capital" de facto del EI en Siria, presentados como "espías".

Las declaraciones de los cinco hombres no permiten identificar el país o los países para los que supuestamente habrían realizado tareas de espionaje, pero uno de ellos habla de la coalición internacional liderada por Estados Unidos que lucha contra el EI en Irak y Siria.

Uno por uno explican que enviaron videos y fotos desvelando las condiciones de vida en Raqa a personas instaladas en Turquía, o que vigilaron los desplazamientos de combatientes del EI.

La secuencia siguiente muestra a los cinco condenados, vestidos con el mono naranja de los detenidos del EI, arrodillados ante cinco hombre encapuchados.

"Este es un mensaje para David Cameron, primer ministro británico", afirma en inglés uno de los yihadistas: "Qué extraño es escuchar hoy a un líder insignificante como tú desafiar el poderío del Estado Islámico".

Reino Unido que bombardeaba posiciones del EI en Irak, desde principios de diciembre, también lo hace en Siria.

Ejecución

"Continuaremos haciendo la yihad, atravesaremos las fronteras y un día invadiremos vuestro territorio, donde gobernaremos según la sharía", afirma el yihadista.

Al final del discurso los cinco hombres son ejecutados de un disparo en la cabeza.

El EI, que desde junio de 2014 controla amplias zonas de Irak y Siria, documenta sistemáticamente sus ejecuciones y muchos de sus ataques en videos que después difunde como método de propaganda.

Pero el grupo sufre desde hace varios meses una fuerte presión militar y según los expertos, trata de proyectar una imagen de omnipotencia pese a que su producción mediática ha disminuido.

Solo esta semana, las fuerzas iraquíes expulsaron al EI de la ciudad de Ramadi, mientras que en Siria una coalición de rebeldes árabes y kurdos retomaron el control de una barrera estratégica en el norte.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus