•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional española desmanteló una de las redes de narcotráfico con más capacidad económica y operativa de Europa, formada sobre todo por británicos asentados en la Costa de Sol, en el este de España, que iban a distribuir en su país y en Holanda un total de tres toneladas de cocaína.

En la operación colaboraron las agencias antidroga de Estados Unidos y Reino Unido (DEA y NCA) y fueron detenidas doce personas: siete británicos, tres holandeses y dos españoles.

Junto con la droga incautada se intervinieron 1,2 millones de euros en efectivo, armas y vehículos.

La operación, denominada Dulce, se llevó a cabo de forma simultánea en Galicia, en el noroeste, y la Costa de Sol y culminó el pasado 14 de diciembre con la detención de las doce personas.

Actualmente, la policía española investiga quién y cómo trasladó la droga desde Colombia a España, según señaló hoy en una de prensa el director general de este cuerpo de seguridad, Ignacio Cosidó.

Los detenidos estaban a la espera de que se relajara el control fronterizo entre España y Francia, que se han incrementado tras los atentados yihadistas de París, para poder distribuir la droga por Europa.

Su plan era hacerlo en varias tandas y en una furgoneta especialmente habilitada para ocultar al menos 700 kilos cada vez, hasta distribuir el alijo de tres toneladas de cocaína, la mayor incautación de cocaína en tierra desde 1999 en la región de Galicia.

Los dos detenidos españoles estaban encargados del transporte, los tres holandeses eran responsables de introducir la droga en España y los ocho ciudadanos británicos iban a comprarla para distribuirla especialmente en el Reino Unido.

La importancia de la operación no radica solo en la cantidad de droga intervenida, sino también en que la red era una de las pocas organizaciones de Europa con capacidad para comprar y distribuir tres toneladas de droga. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus