•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 131 guatemaltecos deportados por EE.UU. aterrizaron hoy a las 11:40 hora local (17:40 GMT) en Guatemala en el primer vuelo de migrantes retornados en 2016.

Este es el primero de los seis vuelos previstos para los próximos días, confirmó a Efe el portavoz de la Dirección General de Migraciones, Fernando Lucero.

En 2015, un total de 31.443 migrantes guatemaltecos fueron deportados de los Estados Unidos.

En los últimos meses del pasado año, la administración de Barack Obama incrementó el ritmo de las deportaciones a países centroamericanos, con una media de 14 vuelos a la semana, para hacer frente a la crisis migratoria del verano de 2014 en la que miles de menores centroamericanos no acompañados migraron a Estados Unidos.

En el verano de 2014, EE.UU. experimentó una oleada de inmigración infantil que fue calificada incluso como "crisis humanitaria", recibiendo mensualmente a unos 10.000 niños no acompañados provenientes principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Según los datos preliminares del Gobierno de Guatemala, alrededor de 25.000 menores de los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) fueron deportados el año pasado, frente a los 65.000 de 2014.

Organizaciones defensoras de los inmigrantes llevan semanas protestando contra la campaña de redadas masivas desvelada por el diario The Washington Post para deportar a miles de familias de inmigrantes indocumentados.

El Ejecutivo guatemalteco rechaza estas redadas, aunque respeta las medidas adoptadas por el Gobierno estadounidense.

A este respecto, el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, remarcó la oposición del país centroamericano a las redadas porque "no es la forma como vamos a lograr tener resultados en el tema de la migración por el aporte que los migrantes realizan tanto en el país de origen como en el de destino".

De hecho, entre enero y noviembre de 2015 los inmigrantes guatemaltecos enviaron una cifra récord de 5.686,83 millones de dólares en remesas familiares, frente a los 5.544 millones de dólares de todo 2014.

"Lo que les pedimos (a EE.UU.) fue que trabajáramos cuanto antes en la implementación del Plan de la Alianza para la Prosperidad" porque "mientras más nos demoremos en ejecutar el plan, evidentemente no vamos a parar la migración", sostuvo Morales.

El pasado 18 de diciembre, el Congreso de EE.UU. aprobó una partida dotada con 750 millones de dólares para afianzar el fortalecimiento institucional en Guatemala, El Salvador y Honduras, dentro del paquete presupuestario acordado para el año fiscal 2016.

Además de los 750 millones para esos tres países centroamericanos, el texto incluye una partida de 100 millones más para la lucha contra el tráfico de drogas en el vecino México.

La cantidad es levemente menor a la solicitada por el presidente estadounidense, quien tras la crisis de inmigración infantil que vivió el país en 2014 en la frontera sur solicitó 1.000 millones de dólares para que dichos estados puedan trabajar por persuadir a sus ciudadanos de emigrar al norte.

Tras la ola de menores no acompañados que se agolpó en la frontera entre EE.UU. y México, el Gobierno estadounidense acordó un programa de inversión en Guatemala, El Salvador y Honduras en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que asciende a 2.800 millones de dólares para el próximo año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus