•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unas 200,000 personas acudieron al Zócalo de la Ciudad de México a recibir su porción de la "Monumental Rosca de Reyes", una pieza de pan con dulce de frutas que este año tuvo una longitud de 1,440 metros y 9,375 kilos de peso.

"En este evento, que se ha venido desarrollando desde 2007, pretendemos que el Zócalo (plaza principal) se siga convirtiendo en espacio público de reunión para todos los festejos que tiene la ciudadanía", dijo a Efe el secretario de Desarrollo Social de la capital, José Ramón Amieva.

Por otro lado, añadió, la tradicional rosca de reyes tiene en México un significado especial porque se le ha relacionado con la festividad del Día de la Candelaria.

"Es por ello que la rosca de reyes tiene muñequitos adentro que simbolizan al niño Jesús. Y cuando alguien parte un pedazo de rosca y encuentra un muñeco, se convierte en su padrino o madrina, y el 2 de febrero, el Día de la Candelaria, se hace un evento en el que se sirve el platillo típico, que son los tamales", expuso.

Entonces, "es darle continuidad a un encuentro popular en que se puedan ir acompañando la tradición y las festividades religiosas", apuntó.

Respecto a los retos del evento, que fue encabezado por el jefe del Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, Amieva refirió que el primero es la elaboración de la rosca, en la que participaron 2.142 personas de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México, trabajando un promedio de siete horas cada una.

El segundo reto es la parte logística, "que la rosca pueda estar en buen estado de conservación, con un sabor rico, y que la gente la disfrute".

Señaló que en la preparación se usaron ingredientes 100 % tradicionales, que incluyen harina, mantequilla, huevos, leche, azúcar, sal, levadura, vainilla, ate (dulce de frutas), cáscara de naranja, higo y mermelada. "Es como se acostumbra elaborar la rosca aquí en la Ciudad de México", abundó.

"Pero además se trata de hacer (del evento) un punto de encuentro para niños y niñas que van a encontrar talleres, puestos para tomarse fotos con los reyes magos y toda una serie de amenidades y actividades que las personas pueden acompañar con lo que ya está ahora en el Zócalo, como la pista de hielo, que se convierte en un sitio de encuentro popular y de disfrute", acotó.

Generosidad

El funcionario mencionó que la "Monumental Rosca de Reyes" es parte de la campaña "Invierno Contigo", en el marco del cual el Gobierno de la Ciudad de México realizó en esta temporada acciones como la repartición de 1.558 cobijas y 175.680 cenas calientes a personas necesitadas.

"La mayor satisfacción es cumplir con este programa y que los recursos presupuestarios sean utilizados de manera directa para abatir la pobreza", declaró.

Por su parte, el director de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora, Jonás Murillo, dijo a Efe que "hacer la megarrosca de reyes del Zócalo significa un honor".

"Es un placer compartir con la Ciudad de México una rosca de 10 toneladas, poder ofrecer más de 200.000 porciones de un producto que es bueno, que es sano, que es tradicional", manifestó.

Enfatizó que "poder trabajar con el Gobierno de la Ciudad de México en un evento como este, en el que le brindas a la ciudad un trocito de rosca, que es un trocito de ilusión, en un evento totalmente familiar, es un honor, un placer y un orgullo".

También destacó el reto que implica elaborar los 2.500 tramos de la rosca, con un ancho de 90 centímetros, colocados en mesas dispuestas alrededor de la explanada del Zócalo. "Tienes que hacerlos en un tiempo muy corto para que (el pan) no se ponga duro", explicó.

"La gran satisfacción es en el momento en que el jefe de gobierno corta y se empieza a repartir la rosca, y ves la ilusión de la gente y de los niños; es una maravilla", puntualizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus