•   Tucson, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ciudad de Nogales (Arizona, EE.UU.) busca detener el flujo de inmigrantes indocumentados y traficantes de drogas a través de siete torres con radares alimentados con energía solar, que desde diciembre pasado hacen parte de un ambicioso plan para controlar la frontera con México.

“Estas torres cuentan con radares que nos sirven para identificar movimientos en el terreno, ayudándonos a detectar cualquier actividad ilegal y enviar a los agentes a investigar basándonos en lo que la cámara logró detectar”, explicó a Efe Vicente Paco, portavoz de la Patrulla Fronteriza Sector Tucson.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) precisó que se trata de la primera fase del Plan de Tecnología de Vigilancia de la Frontera de Arizona, que contempla 52 torres de vigilancia en la frontera de este Estado con México y que prevé estarán en funcionamiento en 2020.

Cada una de las torres mide aproximadamente unos 24 metros de alto y están equipadas con sofisticada tecnología, como cámaras y radares que trasmiten las imágenes en tiempo real a un centro de operaciones de la Patrulla Fronteriza en Nogales.

EQUIPOS MUY MODERNOS

Un agente es el encargado de analizar las imágenes, y en caso de detectar actividad sospechosa debe alertar a los oficiales.

“Los equipos son muy modernos, son más eficaces, nos permiten ver en lugares donde antes no podíamos”, aseguró Paco.

El proyecto, valorado en 145 millones de dólares, fue encargado a la compañía israelí Elbit Systems of America, que instaló un “muro inteligente” en la Franja de Gaza y los altos de Golán.

Explicó que basados en la información y las imágenes recibidas, los agentes fronterizos tienen una mejor “idea” sobre la situación a la que están respondiendo, ya sea arrestar a un grupo de indocumentados o traficantes de drogas.

Por motivos de seguridad nacional el portavoz de la agencia federal dijo no poder dar detalles específicos sobre el alcance de las cámaras y el área de cobertura.

“Las cámaras están rastreando constantemente el terreno las 24 horas del día. Cualquier movimiento es identificado y se puede enfocar en un lugar específico donde el radar emita alguna señal”, explicó Paco.

FABRICACIÓN ISRAELÍ

El proyecto, valorado en 145 millones de dólares, fue encargado a la compañía israelí Elbit Systems of America, que instaló un “muro inteligente” en la Franja de Gaza y los altos de Golán, según señaló CBP en 2014.

En una segunda fase está previsto instalar las otras torres durante los próximos meses, pero primero se debe llevar a cabo un proceso de evaluación del terreno y estudios arqueológicos y de impacto ecológico y cultural, especialmente en áreas que pertenecen a las reservas indígenas.

Esta no es la primera vez que el Gobierno federal intenta establecer una especie de “muro virtual” en la frontera de Arizona.

En 2005 el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) invirtió millones de dólares en la construcción de nueve torres de vigilancia en el área de Sasabe, en Arizona, las cuales nunca lograron operar
correctamente.

“BUENOS RESULTADOS”

El proyecto, que en ese entonces estuvo a cargo de la Corporación Boeing, estuvo plagado de fallas técnicas, por lo que finalmente fue descartado por el Gobierno federal.

Paco aseguró que las nuevas torres han ofrecido “buenos resultados”, lo que les ha permitido llevar a cabo varios arrestos.

El uso de tecnología de punta, sumado a la presencia de más agentes fronterizos, forma parte de la estrategia establecida por Estados Unidos para frenar el cruce migratorio.

CBP indicó que durante el año fiscal 2015, que concluyó el 30 de septiembre pasado, la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera con México arrestó a 337,117 inmigrantes indocumentados, un número menor si se compara con los 486,651 arrestos reportados en 2014.

Analizarán con Biden migración de centroamericanos

AFP • Los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras se reunirán el 14 de enero con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, para analizar la ejecución de un plan de desarrollo creado para frenar la migración, informó el gobierno salvadoreño.

“En el marco de la toma de posesión del presidente de Guatemala (Jimmy Morales), el 14 de enero, vamos a tener una reunión con el vicepresidente Biden”, dijo el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, al presidir un consejo de ministros en la casa de gobierno.

La cita será para discutir la Alianza para la Prosperidad, iniciativa trinacional que cuenta con un financiamiento de 750 millones de dólares aprobados por el Congreso de Estados Unidos.

El plan fue presentado por los tres países centroamericanos con el fin de estimular inversiones económicas que generen empleo y fortalecer planes sociales y de seguridad con el fin de disuadir la migración hacia la nación norteamericana.

Menores y adultos de los tres países emigran diariamente en forma clandestina a Estados Unidos, en su mayoría en busca de oportunidades laborales y en otros casos huyendo de la violencia que generan las violentas pandillas.

El Triángulo Norte en 2015 sumó 17,422 homicidios, superando la cifra del año precedente, que fue de 15,727, por lo que reafirmó como una de las regiones sin guerra más violentas del mundo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus