•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El capo Joaquín "El Chapo" Guzmán no puede ser condenado a pena de muerte en EE.UU. si México lo extradita a ese país, ya que la Constitución mexicana prohíbe dicha condena y así está establecido en el tratado de extradición bilateral, dijo ayer a Efe una fuente de la Fiscalía. A los ciudadanos mexicanos que sean requeridos vía extradición no se les puede aplicar la pena de muerte, es una de las condiciones establecidas en el tratado, señaló.   

El director general de Procedimientos Internacionales de la Fiscalía, José Manuel Merino, detalló además en entrevista con el diario El Universal divulgada ayer que en la petición de extradición que procede de Texas "EE.UU. se compromete a solo procesarlo, pero no aplicarle la pena de muerte". 

Explicó que el trámite que les asegura el respeto de dicha garantía por EE.UU. "se hace mediante una nota diplomática que se presenta ante la Secretaría de Relaciones Exteriores", en la cual una vez que Guzmán sea entregado en extradición ellos se comprometen a no ejecutar una pena de muerte.    

Y que el artículo 22 de la Carta Magna prohíbe las penas de muerte, de mutilación, los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, entre otras "penas inusitadas". El pasado fin de semana quedaron sentadas las bases para el inicio del proceso de extradición a Estados Unidos después de que la Interpol formalizara las dos órdenes de aprehensión con fines de extradición emitidas contra el líder del cártel de Sinaloa, recapturado el viernes pasado.

De muerte natural

La revista estadounidense Rolling Stone publicó ayer el vídeo completo de la entrevista realizada por el actor Sean Penn a Joaquín "El Chapo" Guzmán cuando el capo del narcotráfico mexicano estaba aún en fuga. En el vídeo, de 17 minutos de duración, Guzmán responde en español a las preguntas enviadas por Penn a través de su teléfono y que son leídas por una persona que no aparece en las imágenes. 

Grabado en lo que parece ser un teléfono móvil, el narcotraficante viste una camisa azul estampada y gorra y aparece sentado al aire libre mientras responde a las cuestiones. 

El contenido de la entrevista ya había sido difundido previamente por escrito por Rolling Stone, que también había ofrecido un extracto de la misma en vídeo.    

Guzmán se extiende en las primeras respuestas, centradas en su infancia y en sus inicios en el mundo de las drogas, mientras que contesta el resto con mucha brevedad. 

Entre otras cosas, el narcotraficante explica que comenzó a cultivar amapola y marihuana a los 15 años como forma de subsistencia y reconoce que las drogas "destruyen". "Desgraciadamente, como le comento, donde yo me crié no había otra manera, ni hay, de sobrevivir y no había otro camino como llevar a cabo nuestra economía para poder vivir", asegura. Cuando le preguntan cómo ve sus últimos días y le mencionan al fallecido capo colombiano Pablo Escobar, el narcotraficante mexicano responde: "Sé que un día voy a morir. Espero que sea de muerte natural".    

Guzmán fue capturado el pasado viernes tras un operativo de la Marina mexicana en la localidad de Los Mochis, en su estado natal de Sinaloa, seis meses después de su fuga del penal de máxima seguridad del Altiplano. El líder del cártel de Sinaloa ya había protagonizado otra fuga en 2001 de un penal de máxima seguridad en el estado de Jalisco, al que había ingresado en 1995 tras ser capturado en Guatemala dos años antes. 

¿Pagó por la entrevista?

El gobierno mexicano afirmó ayer desconocer si hubo "beneficio económico" en la relación que entablaron Joaquín "El Chapo" Guzmán y la actriz Kate del Castillo para hacer realidad el encuentro con el actor Sean Penn cuando el capo estaba prófugo, algo que "sería muy importante" en términos legales.

"Hay mucha información con la que no contamos en torno a si esta relación implicó algún tipo de beneficio económico para alguna de las partes, elemento que seguramente será muy importante en el análisis legal, no solamente en México sino también en Estados Unidos", indicó en una rueda de prensa Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Campa agregó que su subsecretaría no tiene "ninguna petición ni ninguna razón para actuar de oficio" en este caso por cuestiones de derechos humanos. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus