Gabriel Rubio-Girón
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Parlamento español se constituyó este miércoles dividido entre dos partidos nuevos y dos antiguos, presionado para lograr una mayoría de gobierno ante el reto secesionista en Cataluña.

"Es una legislatura diferente de todas las que hubo desde 1977", fecha de las primeras elecciones tras la muerte de Francisco Franco en 1975, dijo este miércoles el jefe del gobierno saliente, Mariano Rajoy, antes de sentarse en un nuevo congreso dividido por primera vez en cuatro bloques principales. Más de 100 de sus 350 diputados son nuevos, y representan la izquierda radical de Podemos y sus aliados (69 escaños) y los liberales de Ciudadanos (40). Se sentaron este miércoles junto a los dos partidos que se alternan en el poder desde hace más de 30 años, los conservadores del Partido Popular (PP, 123 diputados) y los socialistas (90).

"Ha habido un mensaje muy claro por parte de los españoles, nos han dicho tienen ustedes que entenderse", añadió Rajoy. El primer movimiento ha sido el acuerdo a tres bandas entre PP, PSOE y Ciudadanos que ha permitido que el socialista Patxi López haya sido elegido este miércoles presidente del Congreso de los Diputados, convirtiéndose en el primero que no pertenece a la fuerza más votada en las elecciones.

"La discrepancia y la crítica, pero también el diálogo y el acuerdo son los elementos fundamentales de la vida política en democracia y eso es lo que nos va a corresponder desarrollar aquí", señaló López en su discurso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus