•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) mataron ayer a 280 civiles progubernamentales en la ciudad oriental de Deir al Zur, informó la agencia oficial siria SANA, citando a fuentes oficiales.

Según la agencia, los “terroristas ejecutaron a 280 personas, incluidas varias decenas de niños y mujeres” en la zona de Al Bagaliye, en Deir al Zur, en lo que calificaron de una “atrocidad repugnante”.

La ONG el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, por su parte, informó que los yihadistas mataron en esta zona al menos a 135 personas, entre ellas 50 miembros de las fuerzas armadas y milicias gubernamentales y 85 civiles, familiares de combatientes leales al régimen del presidente Bachar al Asad.

De acuerdo con SANA, varias de las víctimas fueron decapitadas y la mayoría eran familiares de soldados destinados en Deir al Zur, una región petrolera controlada en su mayoría por los yihadistas.

REFUERZOS

Un oficial citado por la agencia aseguró que han sido enviados refuerzos para repeler cualquier nuevo ataque.

Las fuerzas gubernamentales apenas controlan unos pocos barrios en el norte de la ciudad, así como el aeropuerto militar adyacente a la urbe.

Anteriormente, la agencia había asegurado que las fuerzas gubernamentales habían repelido un ataque del grupo Estado Islámico en los alrededores de Al Bagaliye y que habían causado “fuertes pérdidas” en las filas yihadistas.

“Una unidad del Ejército se enfrentó a un número indeterminado de terroristas del EI que se infiltraron en la localidad de Al  Bagaliye, y mataron a muchos de ellos”, había asegurado SANA.

MASACRE

El primer ministro sirio Wael al Halaqi condenó el ataque y responsabilizó a los países que “apoyan a los terroristas”, sin citar a ninguno, de la “masacre salvaje”.

Envío mi más profundas condolencias” a las víctimas de los ataques terroristas”. Ban Ki- moon, secretario general de la ONU.

Según Al Halaqi, los yihadistas han cometido esta masacre para “cubrir sus pérdidas” en sus enfrentamientos con el Ejército regular.

El Observatorio Sirio explicó que una parte de las 135 víctimas mortales, según sus datos, fueron ejecutadas extrajudicialmente, aunque no ofreció cifras exactas.

El Observatorio agregó que los yihadistas alcanzaron el barrio de Al Yaura y que explosionaron varios coches bombas.

Carnicería en Burkina Faso

El Ejército de Burkina Faso, ayudado por tropas francesas, puso ayer fin a la toma del hotel Splendid de Uagadugú, donde un comando del grupo yihadista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) se atrincheró durante horas matando al menos a 26 personas de 18 nacionalidades distintas y reteniendo a otras 156.

El asalto terrorista se inició la noche del viernes y se resolvió hasta ayer, lo que ha mantenido a buena parte de la ciudad en estado de sitio durante trece horas. Según fuentes del Ministerio de Seguridad, comenzó en un restaurante próximo al hotel, situado en el distrito financiero y también frecuentado por occidentales, personal de la ONU y oficiales del ejército francés.

En este restaurante podrían haber muerto diez personas a disparos y otras 30 quedaron retenidas.

Poco después, los terroristas hicieron estallar un coche en la puerta del hotel --lo que llegó a provocar el incendio de otros ocho vehículos en la calle-- y accedieron al mismo disparando, de acuerdo con relató el ministro de Función Pública, Clément Sawadogo, que celebraba allí una reunión de la que logró salir indemne.

“Vi a dos personas, una de ellas con una capucha y la otra con la cara descubierta disparando a quemarropa. Uno de ellos era árabe y el otro tenía la piel visiblemente negra”, relató después a los medios el ministro.

El Gobierno de Burkina, que informó de la muerte de tres terroristas en la acción militar posterior, describió a los
asaltantes como “un árabe y dos africanos”. La respuesta del Ejército contó con el apoyo de las fuerzas franceses y agentes de los servicios de inteligencia estadounidenses, que cuentan con bases en el país para luchar contra
el yihadismo en el Sahel.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus