•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los "millennials" hispanos representarán casi la mitad (44%) de los 27.3 millones de votantes latinos que habrá en las elecciones presidenciales de este año en Estados Unidos, una cuota mayor que cualquier otro grupo étnico, según un análisis del Centro de Investigación Pew publicado hoy.

La juventud, apunta el estudio, define a los votantes hispanos más que a cualquier otro grupo. En 2016, una proyección de 11.9 millones de hispanos "millennials" (los nacidos después de 1981 hasta el 2000) serán elegibles para votar frente a los 42.2 millones de blancos de la misma edad.

Sin embargo, la generación del milenio constituye una mayor proporción entre los votantes hispanos (44%) que entre los de raza blanca (27%).

Además, los posibles votantes jóvenes latinos superan en número a los asiáticos (2.9 millones) y negros (9.9 millones), y suponen también una mayor proporción dentro de esas comunidades, donde los "millennials" alcanzan el 30 y el 35 %, respectivamente.

En 2000, el 43 % de los votantes latinos tenía entre 18 y 35 años, similar a su participación en 2004, 2008 y 2012, y casi lo mismo que su participación proyectada en 2016.

Por el contrario, el electorado blanco, negro y asiático ha ido envejeciendo con los años, y ha registrando una disminución de 3 puntos porcentuales, 4 puntos porcentuales y 7 puntos porcentuales, respectivamente, entre 2000 y 2016.

Al igual que con los jóvenes, la proporción de inmigrantes entre los votantes hispanos se ha mantenido estable desde 2000 en cerca de una cuarta parte, aun cuando el número de inmigrantes hispanos con derecho a votar se proyecta que se ha duplicado en los últimos 16 años, de 3.3 millones en 2000 a 6.6 millones este año.

Según apunta la investigación, basada en los datos de la Oficina del Censo, la media de edad entre los 35 millones de latinos nacidos en Estados Unidos es solo de 19 años, por lo que la juventud latina será el principal motor de crecimiento del número de votantes en el país durante las próximas dos décadas.

Entre 2012 y 2016, unos 3.2 millones de jóvenes latinos de Estados Unidos se hicieron mayores de edad, y por tanto en ciudadanos con capacidad de votar, según las proyecciones del Centro de Investigación Pew.

Así, alrededor de 800,000 jóvenes latinos se convierten en posibles votantes cada año. Siendo esta la principal fuente de crecimiento del censo de votantes latinos, la segunda son los inmigrantes latinos que están en el país de manera legal y que deciden convertirse en ciudadanos estadounidenses.

De este modo, entre 2012 y 2016, alrededor de 1.2 millones de inmigrantes hispanos se han naturalizado, según el estudio.

Por otra parte, también ha influido la inmigración puertorriqueña que se traslada al territorio continental estadounidense y que adquiere así el derecho a voto, la cual, atendiendo a las proyecciones del Pew, ha incrementado en 130,000 los votantes latinos elegibles en este periodo electoral.

No obstante, pese al crecimiento porcentual del electorado latino, las proyecciones del Pew estiman que el impacto de su voto continuará siendo menor que el de otros grupos, ya que en las últimas elecciones menos del 50 % de ellos ejerció ese derecho.

Según sus datos, solo el 48 % de los latinos con derecho a voto participó en las elecciones presidenciales de 2012, frente a un 64 % de los blancos y un 66 % de la comunidad negra.

Asimismo, el estudio advierte de que el hecho de que el electorado hispano sea cada vez más joven dificultará que aumente ese impacto, ya que son precisamente los más jóvenes quienes son más reticentes demográficamente a acudir a las urnas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus