•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una potente tormenta con fuertes vientos y mucha nieve golpeaba este sábado el este de Estados Unidos, incluida la capital, mientras las autoridades urgían a millones de personas a buscar refugio, advirtiendo que lo peor estaba aún por llegar.

Los medios estadounidenses informaron que al menos ocho personas murieron en las últimas horas del viernes por causas relacionadas con la tormenta, que se espera dure hasta el domingo y que ha sido apodada "Snowzilla" por la prensa. 

Los meteorólogos advirtieron que la tormenta puede acumular la inusual cantidad de más de 60 centímetros de nieve sobre Washington y las áreas vecinas al final del sábado, y pidieron a los residentes de las zonas afectadas a mantenerse en sus hogares. "Quiero ser muy clara con todos. Vemos esto como una tormenta mayor. Tiene implicaciones de vida o muerte", declaró la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, a los periodistas. 

La alerta es válida para una franja de la costa Atlántica estadounidense, desde Washington hasta Nueva York. La tormenta afectaba a unos 85 millones de estadounidenses, una cuarta parte de la población del país, y podría causar daños por más de 1,000 millones de dólares, según funcionarios del servicio meteorológico nacional.

1 mil millones de dólares es el estimado de los daños que dejaría la supertormenta.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que aspira a ganar la nominación presidencial republicana, suspendió su campaña en New Hampshire para supervisar los esfuerzos de emergencia en su estado. Christie suspendió los servicios de autobuses y trenes ligeros en Nueva Jersey desde la madrugada de este sábado, y comenzó a enviar mensajes por Twitter a los residentes para asegurarles que la crisis estaba bajo control. 

"El mensaje global es que vamos a salir de esta tormenta. Siempre lo hacemos, es la manera en que hacemos las cosas en NJ" (Nueva Jersey), escribió el gobernador, quien ganó notoriedad nacional por su actuación en la emergencia causada por el huracán Sandy, en 2012.

Miles sin electricidad

Asimismo, varios estados situados más al sur fueron afectados por nevazones y granizos, inusuales en esa región, dejando al menos a 133,000 personas sin electricidad.

En Kentucky, cientos de camiones y otros vehículos se quedaron atascados en horas de la noche en las resbaladizas carreteras cubiertas de nieve y hielo. A través de la Costa Atlántica, nerviosos compradores vaciaron los estantes de los supermercados en anticipación a la tormenta, que fue apodada "Snowzilla" por medios estadounidenses, una mezcla entre "snow" (nieve en inglés) y el nombre del enorme monstruo del cine "Godzilla". Además, todas las escuelas y oficinas públicas de 

Washington fueron cerradas. Los fuertes vientos llevaron a la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, a pedir a los residentes a mantenerse en sus hogares. "Con el creciente viento y la acumulación de nieve, vamos a ver a más y más gente atrapada" en las rutas, dijo Lanier a la cadena CNN.

Tan grave como en 1922

Miles de vuelos fueron cancelados por la tormenta, mientras las autoridades de Washington tomaron la inusual decisión de suspender los servicios de trenes y buses desde el viernes en la noche hasta el lunes en la mañana. En caso de que las previsiones se confirmen, esta tormenta podría ser casi tan grave como la de 1922, con sus 71 centímetros de nieve y que dejó 100 muertos cuando se derrumbó el techo de un teatro ante el peso de la nieve acumulada. 

La Policía del Capitolio dijo que había levantado una prohibición de décadas de usar trineos en sus escaleras, pero el edificio del Congreso, los monumentos nacionales y los famosos museos del Instituto Smithsonian permanecían cerrados. Incluso una masiva pelea con bolas de nieve en el vecindario de la rotonda Dupont en 

Washington, en la que unas 2,000 personas anunciaron en Facebook que participarían tuvo que ser postergada del sábado al domingo debido a la ferocidad de la tormenta.

La nieve y aguanieve ya afectó a estados del sur, como Arkansas, Tennessee, Kentucky, Carolina del Norte, Virginia Occidental y Virginia. Dieciocho estados de la Unión tienen alerta o aviso de tormenta, informó el canal Weather Channel.Estamos teniendo muchos accidentes", explicó el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, a CNN.Esta tormenta que puso fin al que había sido hasta ahora un clemente invierno con temperaturas de 22 grados Celsius en la víspera de Navidad en Nueva York, la más alta desde que comenzaron los registros en 1871.

Prohíben circulación vehicular en Nueva York

La circulación de vehículos en la ciudad de Nueva York fue prohibida ayer por la tormenta de nieve que afecta al noreste de Estados Unidos, anunciaron fuentes oficiales. El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció

también que la misma prohibición del tráfico afecta a Long Island, que se extiende al este de la isla de Manhattan.

La decisión fue adoptada teniendo en cuenta que en la zona se espera que cayeran  hasta 75 centímetros de nieve, en lo que calificó como la peor tormenta de nieve "en varias

décadas". Cuomo también dijo que los puentes y túneles que enlazan a la isla de Manhattan con el resto del país quedarán cerrados a partir de la misma hora, algo que ya se ha coordinado con el vecino estado de Nueva Jersey.

El gobernador, de cuya administración depende el sistema de transporte público de Nueva York, mencionó también restricciones en el metro suburbano de la ciudad, el mayor del país y que transporta a diario a unos seis millones de pasajeros.

No circularán vagones de metro que vayan por el exterior de la red por los inconvenientes que están generando en las vías la nieve que cae enla ciudad. Pocos minutos después de la comparecencia de Cuomo, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, confirmó las medidas y pidió a restaurantes y salas de espectáculos que cancelen sus operaciones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus