•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La potente tormenta "Snowzilla", que dejó al menos 19 muertos, parecía finalmente declinar en el este de Estados Unidos, dando oportunidad a los residentes para comenzar a limpiar la nieve.

La histórica tormenta cubrió de nieve el este del país el viernes y sábado, paralizando a ciudades como Nueva York y Washington, afectando a unos 85 millones de personas, la cuarta parte de la población del país.

Más de 4,400 vuelos fueron cancelados, los aeropuertos de Nueva York, Filadelfia, Washington y Baltimore fueron cerrados, mientras que la capital de Estados Unidos y su principal metrópolis suspendieron todos los viajes.

Los decesos ocurrieron en Arkansas, Kentucky, Nueva York, Carolina del Norte, Maryland y Virginia, donde más de 200,000 hogares quedaron sin electricidad, mientras que 2,200 efectivos de la Guardia Nacional fueron movilizados.

Los meteorólogos dijeron que la tormenta —apodada "Snowzilla", mezcla de "snow", nieve en inglés, y el nombre del monstruo de cine "Godzilla"— dejó 56 centímetros de nieve en Washington.

Baja intensidad

Los casi 64 centímetros de nieve que cayeron en el Central Park de Nueva York fueron la tercera mayor acumulación desde que comenzaron los registros en 1869.

Con la tormenta declinando, las autoridades de Nueva York levantaron la prohibición de viajar y reabrireron las calles en la ciudad, así como las rutas hacia Long Island (en el este) y Nueva Jersey (al oeste). "A uno nunca le gusta interrumpir el transporte y el comercio. Sin embargo, la tormenta fue rápida y furiosa", dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, al comentar la decisión tomada el sábado de suspender el tráfico vehicular.

"A uno nunca le gusta interrumpir el transporte y el comercio. Sin embargo, la tormenta fue rápida y furiosa." Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York.

Los fuertes vientos hicieron temer inundaciones en diversas partes de la costa atlántica, según el Servicio Meteorológico Nacional, mientras las calles en algunas localidades costeras de Nueva Jersey quedaron cubiertas de agua y hielo.

Sin embargo, la madre naturaleza —después de golpear a los residentes de la costa este con una de las peores tormentas en décadas— fue más indulgente ayer, con pronósticos de sol y cielos azules que elevarían las temperaturas, lo que facilitaría la remoción de la nieve.

Los daños

Las autoridades de Nueva York pidieron ayer a sus habitantes que sigan restringiendo el uso de las vías mientras se completan los trabajos por el impacto de la fuerte tormenta.

"Dejen su auto donde está", afirmó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, en una rueda de prensa para hacer una evaluación de las tareas realizadas y pendientes por la nevada, que afectó a la ciudad el sábado con una intensidad superior a la prevista. 

  • 19 muertos, al menos, dejó el fenómeno natural que todavía se mantiene en  el oeste de EE.UU.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anteriormente había pedido a los habitantes de la ciudad que solo realicen los viajes que sean necesarios por emergencias.        

Nueva York recuperó ayer el tráfico de vehículos privados al quedar sin vigencia la prohibición que fue impuesta a primera hora de la tarde del sábado, para permitir los trabajos de las máquinas quitanieves.       

La tormenta que afectó a la ciudad formó parte del temporal que castigó a la costa este de Estados Unidos en los últimos días, con un saldo provisional de 19 muertos, cinco de ellos en el estado de Nueva York, según informó hoy Cuomo. 

En el caso de Nueva York, según el gobernador, las víctimas no se produjeron por accidentes, sino por ataques al corazón mientras realizaban labores para quitar la nieve de la puerta de sus viviendas.

  • La tormenta Jonas, también llamada "Snowzilla" mantuvo en vilo a más de 80 millones de habitantes del sector oeste de los EE.UU."
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus