•   Salvador, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Científicos aseguran que "el gran pecado" de Brasil fue no combatir a tiempo y a fondo el mosquito que transmite el zika para impedir un brote del virus, aunque la presidenta Dilma Rousseff se declaró ayer confiada en "ganar la guerra".

Un récord de más de un millón y medio de brasileños ha contraído el virus desde abril pasado, y este se expande de manera explosiva por Latinoamérica, de la mano del mosquito Aedes aegypti, que también transmite dengue, fiebre amarilla y chicunguña.

La OMS estima que el brote podría causar entre "tres y cuatro millones" de enfermos en el continente americano.

Aunque en general los síntomas del zika son leves -fiebre baja, dolor de cabeza y articular, salpullidos- se sospecha que embarazadas que contraen zika pueden tener luego bebés con microcefalia, una enfermedad congénita irreversible que acarrea discapacidad intelectual.

Brasil investiga desde octubre más de 3,400 casos sospechosos de microcefalia en bebés, contra un promedio de 160 casos verificados por año anteriormente.

Científicos investigan asimismo un aumento de casos del síndrome autoinmune de Guillain Barré, que provoca parálisis en adultos, y que podría estar vinculado al zika.

"EL GRAN PECADO"

Los organizadores de los Juegos Olímpicos en Brasil minimizan los riesgos del zika y recuerdan que agosto, cuando se celebrarán las competencias, es el mes más frío y seco del año, lo cual dificulta la reproducción de mosquitos.

Pero Gubio Soares, el virólogo de la Universidad Federal de Bahia (noreste) que aisló por primera vez el zika en Brasil en abril de 2015, alertó sobre "los millones de personas y los millones de mosquitos" que coincidirán en la ciudad durante el evento.

"Yo no diría que amenazará los Juegos, pero sí será fuente de contagio", afirmó en una entrevista con la AFP.

Científico propone usar nuevos productos contra las larvas y bacterias o mosquitos transgénicos.

Para Soares las acciones del Gobierno llegan demasiado tarde. "El gobierno brasileño no combatió el mosquito. Ese es el gran pecado de Brasil", afirmó.

"Es cierto que nadie esperaba que un virus como ese llegara a Brasil y se expandiera de esa manera", matiza, pero "este virus finalmente expone al mundo la realidad de nuestro país", lamentó desde el laboratorio de virología que comparte con la investigadora Silva Sardi, que también participó de la detección de este virus identificado por primera vez en Uganda en 1947.

CIUDADES INCUMPLEN

El propio ministro de Salud de Brasil, Marcelo Castro, dijo hace unos días que el país estaba "perdiendo la guerra contra el Aedes aegypti", en declaraciones luego rebatidas por Rousseff. "Las ciudades no están cumpliendo su deber de contratar personas calificadas (para erradicar al Aedes aegypti). Las campañas de combate al mosquito son insuficientes", opinó Soares.

Entre las posibilidades que este virólogo enumera para combatir el mosquito están usar nuevos productos contra las larvas que sean menos contaminantes y usar bacterias o más mosquitos transgénicos.

255 con síndrome neurológico en Venezuela

AFECTACIÓN. Las autoridades venezolanas detectaron 255 casos del síndrome Guillain-Barré, que ataca el sistema nervioso y que en algunos casos puede ocasionar parálisis o debilidad muscular, y que ha sido vinculado con el virus del Zika, según informó ayer la ministra de Salud de Venezuela, Luisana Melo.

"De los 255 pacientes hay 55 que están en la unidad de terapia intensiva", dijo la funcionaria venezolana.

Hasta el momento se han contabilizado 4,500 casos sospechosos de haber contraído el virus del Zika, según dijo Melo, quien también descartó que se haya registrado algún caso de microcefalia en bebés asociado a este virus que se ha propagado ya por 24 países americanos y del Caribe.   

Sin embargo, precisó que este no es el número total, pues según las estimaciones de las autoridades, tres de cada cuatro personas que padecen el virus tiene un cuadro asintomático y no reportan la enfermedad, por lo que el número de casos puede ser muy superior.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus