•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Iglesia ortodoxa rusa espera que la histórica reunión en Cuba entre el patriarca Kiril y el papa Francisco forje una alianza en la defensa de los cristianos en todo el mundo y ayude a restañar las heridas del centenario cisma entre Occidente y Rusia.       

"El tema central de la reunión será la persecución de los cristianos" en Oriente Medio y el norte y centro de África, dijo ayer en rueda de prensa el metropolita Hilarión, jefe del departamento de Relaciones Exteriores de la Iglesia ortodoxa.       

El Patriarcado ruso y el Vaticano se pusieron de acuerdo a la hora de emitir simultáneamente el anuncio del encuentro, que tendrá lugar el 12 de febrero en el aeropuerto de La Habana, donde Francisco hará una breve escala de camino a México.       

"Esta reunión será la primera de la historia y una importante etapa en las relaciones entre ambas iglesias", destacó el número dos de la Iglesia ortodoxa, cuya influencia en el mundo se ha reforzado desde la llegada al poder en 2000 del presidente ruso, Vladímir Putin.       

Ambas partes estaban de acuerdo en que el primer encuentro debía tener lugar en territorio neutral, pero Kiril rechazó que fuera en Europa, escenario de numerosos conflictos que motivaron la "trágica escisión" entre los cristianos del este y el oeste en 1054.    

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus