•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ni el mosquito que contagia el zika tiene la fuerza suficiente para aguar la mayor fiesta al aire libre del mundo, el Carnaval de Rio y sus apoteósicos desfiles que comienzan este domingo en el sambódromo.

El Carnaval sigue campante su curso ignorando las advertencias de que quizás el virus zika, contagiado por el mosquito Aedes aegypti, pueda ser también transmitido de persona a persona por vía sexual, saliva u orina, aunque nada ha sido confirmado hasta ahora.

El primero de los dos días de desfiles de las 12 mejores escuelas de samba de Rio que disputarán el título de "campeona del carnaval" comienza a las 21h30 locales (23h30 GMT) ante 70,000 espectadores.

Antes de caer la noche las tribunas del sambódromo comenzaron a llenarse. Muchos se habrán embadurnado en sprays y cremas antimosquitos, cuyas ventas han subido ocho veces en relación al año pasado, dijo a la AFP Paulo Guerra, el portavoz de los laboratorios Osler que fabrican un tipo de repelente.

Aunque la mayoría de los cinco millones de fiesteros -incluido un millón de turistas- que asaltan desde hace dos semanas las calles de Rio a ritmo de samba, cerveza y muchos besos en el carnaval callejero no parecen estar preocupados en lo más mínimo por el zika que acapara las portadas de la prensa internacional.

Las autoridades prefirieron no correr riesgos en el "Templo del samba", y unos 15 fumigadores de la alcaldía fueron los primeros en desfilar hace 10 días por los 700 metros de la avenida Marqués de Sapucaí que atraviesa el sambódromo, ataviados con máscaras de gas y trajes amarillos para eliminar el mosquito vector del zika y de otros virus como el dengue, la fiebre amarilla y la chicunguña.

El carnaval llegó este año en medio del brote de este virus que en 80% de los casos no provoca síntomas y que en general es más leve que el dengue, pero que científicos relacionan con una explosión de casos de microcefalia en bebés nacidos de madres que tuvieron zika en el embarazo.

Los desfiles coinciden igualmente con el complicado panorama económico que atraviesa Brasil, con recesión, alta inflación y desempleo, que obligó a las escuelas de samba a apretarse mucho el cinturón y apostar por espectáculos más baratos y simples.

La crisis fue tan dura que 48 ciudades de este inmenso país decidieron suspender sus carnavales, algunos para dedicar esos recursos al combate del mosquito.

Las raíces del carnaval

Aquellos magnánimos desfiles de carros alegóricos gigantes e iluminados y trajes cargados de lentejuelas y plumas naturales que caracterizan el carnaval de Rio de Janeiro este año serán un recuerdo.

Los patrocinios cayeron en picada y el alza del dólar complicó la importación de materiales, con lo cual la única alternativa es lo local y lo sintético.

Cada desfile de una escuela cuesta entre 6,5 y 8 millones de reales (USD 1,62 a 2 millones al cambio actual), financiados en parte por la ciudad de Rio, empresas privadas y mecenas -muchas veces jefes del juego clandestino conocidos como 'bicheros'-.

El año pasado, el gobierno del estado de Rio dejó de invertir en la fiesta y la estatal Petrobras redujo considerablemente sus contribuciones, en medio de un escándalo de corrupción que hizo menguar sus cofres y llevó a la cárcel a varios de sus jerarcas.

Ni siquiera el desfile dedicado a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, que organizó la escuela Uniao da Ilha, recibió apoyo de los organizadores. "Comenzamos a trabajar en junio sobre una promesa de financiación que nunca llegó", dijo a la AFP el director del desfile, Paulo Menezes.

Con todo, la escuela tendrá en el primero de sus carros a Tom y Vinicius, las mascotas de los primeros Olímpicos de Sudamérica. Se espera que también lo hagan algunos atletas brasileños, según versiones de prensa.

Las carrozas de Uniao da Ilha ya estaban alineadas en una avenida perpendicular al sambódromo preparadas para el desfile. Antes entrará Estacio de Sá, una escuela pequeña que viene de la segunda división del carnaval y que abrirá la noche del domingo.

Le cantará al guerrero San Jorge, patrón no oficial de Rio y protector de policías, bandidos y de todos quienes trabajan de noche.

Desfilan también el domingo Beija-Flor (campeona de 2014 con un polémico desfile financiado por Guinea Ecuatorial), Grande Rio, Mocidade y Unidos da Tijuca.

Grande Rio celebrará a la ciudad balneario de Santos, en el estado de Sao Paulo, cuya alcaldía nada pudo aportar financieramente. Entre las carrozas, habrán homenajes a astros del fútbol como Neymar y el legendario Pelé que crecieron en el Santos FC.

La noche del mismo lunes, otras seis escuelas tomarán la avenida.

Con cerveza, samba y repelente... ¡Que comience la magia!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus