•   Taipei  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cinco personas fueron rescatadas hoy con vida, más de dos días después del terremoto que sacudió Tainan, en el sur de Taiwán, con 38 muertos y 124 desaparecidos, mientras se investigan posibles deficiencias en varios edificios que se derrumbaron durante el seísmo de 6.4 grados.

Las operaciones de rescate son cada vez más difíciles, al filo del "umbral de oro de las 72 horas", dijo el alcalde de Tainan, William Lai, después de que los equipos rescatasen a cinco de doce supervivientes que habían sido localizados.

Se trata de una niña de 8 años, una empleada doméstica procedente del sureste asiático, un varón de 40 años apellidado Li, al que se tuvo que amputar una pierna; una mujer de apellido Tsao, cuyo esposo murió protegiéndola con su cuerpo, y un niño de seis meses, hallado en los brazos de su padre fallecido.

Otras tres personas siguen atrapadas, mientras que las cuatro restantes murieron mientras eran desenterrados de entre los escombros.

Muchas de las tareas de rescate se centran en el edificio Weiguan Jinlong ("Dragón Dorado"), el más afectado por el terremoto y en el que se encontraban 36 de los 38 fallecidos, entre ellos un bebé de solo 10 días y diez niños.

El alcalde aseguró que hay "indicios de deficiencias en la construcción" de ese inmueble, pero que aún no se dispone de pruebas concluyentes.

Expertos e investigadores citan entre las posibles deficiencias del "Dragón Dorado" una escasa cimentación, con latas de aceite vacías en lugar de cemento y carencia de puntales en la planta baja, ocupada por unos grandes almacenes de productos electrónicos e informáticos.

Algunos residentes dijeron al diario local Apple Daily que, durante el terremoto, el edificio primero se movió "de arriba a abajo" y luego "de izquierda a derecha", lo que podría indicar, según expertos, una escasa profundidad de los cimientos en proporción al peso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus