•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Comisión Europea urgió este miércoles una vez más a Grecia para que mejore la acogida de los solicitantes de asilo, para poder así reenviar inmigrantes de nuevo a ese país, como estipula la legislación.

Al mismo tiempo la Comisión también envió "un claro y fuerte mensaje" a los Estados miembros para que aceleren la acogida de los 160,000 refugiados llegados a Grecia e Italia.

El mecanismo de reparto por cuotas adoptado el año pasado apenas logró reubicar a unos 400 solicitantes de asilo.

Las recomendaciones de la Comisión tienen por objetivo reanudar los traslados luego de que se suspendieran en 2011 por las "deficiencias sistemáticas" condenadas por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

El denominado "reglamento Dublin" estipula que los pedidos de protección internacional deben ser tratados en el primer país de la Unión Europea al que llegó un demandante.

El TEDH había estimado que "las condiciones de detención y de existencia de demandantes de asilo en Grecia no son compatibles con los principios de la convención europea de derechos humanos".

Bélgica fue condenada entonces por haber reenviado hacia Grecia a un solicitante de asilo.

A causa de esta decisión, numerosos países de la UE decidieron suspender el traslado de demandantes de asilo.

La Comisión pide "medidas urgentes" a Grecia, adonde llegaron 900.000 migrantes en 2015, y le "recomienda los pasos concretos" que debe implementar para "traerla nuevamente al sistema Dublin".

Pide que Atenas se "focalice en las capacidades de acogida y condiciones de vida de los solicitantes de asilo (...) y permita un acceso efectivo a los procedimientos de asilo, incluidas las apelaciones [tras un rechazo de la demanda] garantizando que las instituciones relevantes estén totalmente operacionales, con el personal necesario y equipadas para analizar más demandas".

El mes que viene la UE debetirá cambios al sistema Dublin, que está desbordado por la llegada masiva de inmigrantes que desembarcan en Italia o Grecia pero prefieren continuar hacia el norte del continente para presentar una solicitud de asilo.

"Dublin no está muerto. Lo mantenemos con vida el tiempo necesario para comenzar su revisión", dijo en conferencia de prensa Dimitris Avramopoulos, comisario europeo para la Migración.

Hace apenas diez días la Comisión embistió contra Grecia por "desatender seriamente sus obligaciones" en los controles fronterizos, permitiendo el paso de migrantes en el espacio sin fronteras Schengen sin una "identificación efectiva e ingreso de los datos" en una base europea, razón por la que numerosos países reinstauraron los controles fronterizos.

Asumir responsabilidades

En su informe sobre las acciones de la UE para paliar a la peor crisis migratoria en décadas, la Comisión pide además a los 28 que asuman sus responsabilidades.

"Escribí una carta (...) con un mensaje claro y fuerte para recordarles que están atados por las decisiones sobre el reparto de refugiados, que deben aplicarse inmediatamente frente a la urgencia de la situación", informó Avramopoulos.

La UE logró el año pasado a duras penas ponerse de acuerdo sobre el reparto entre los países miembros de 160,000 solicitantes de asilo llegados a Grecia e Italia, cuyos sistemas para tratar las solicitudes están totalmente saturados.

El último recuento de la Comisión señala que sólo 218 candidatos fueron reubicados desde Grecia y 279 desde Italia y sólo 15 países ofrecieron plazas para unas 2,000 personas.

Entre las otras críticas del informe, Italia y nuevamente Grecia son señalados por la Comisión por la lentitud con la que avanza la construcción de los llamados "hotspot", centros de acogida en los que deben registrar a los migrantes para discernir entre solicitantes de asilo y "migrantes económicos", para tratar la solicitud de los primeros y reenviar a sus países de origen a los segundos.

Avramopoulos también mostró preocupación por el acuerdo que aprobó la UE con Turquía para que frene la llegada de migrantes.

"Si Turquía no se compromete, y no empieza a cumplir con lo pactado, será muy difícil controlar la situación", dijo.

A cambio de la ayuda de Turquía, la UE prometió a Ankara 3,000 millones de euros para los campamentos de refugiados. La guerra en Siria y la situación en Irak provocó el desplazamiento de millones de personas de las cuales 2,2 millones se refugiaron en Turquía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus