•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco bromeó hoy por la noche con los fieles que le obligaron con sus cánticos y consignas a salir de la Nunciatura Apostólica en Ciudad de México, al afirmar que "la virgen es buena, algunos dicen que no es suegra", y preguntarles si se iban a quedar allí durante la madrugada.

"¿Podemos seguir hasta las cuatro de la mañana?", preguntó socarrón Francisco tras salir de forma sorpresiva a la puerta de la representación diplomática del Vaticano en la capital mexicana.

Su aparición se produjo poco más de una hora después de que llegara al lugar tras una larga jornada de actividades que incluyó una acto oficial con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en el Palacio Nacional, un encuentro con obispos en la Catedral Metropolitana y una multitudinaria misa en la Basílica de Guadalupe.

Tras bromear sobre la hora, el papa sugirió a sus seguidores que pidieran "a Dios y a la Virgen" que les ayuden a resolver sus problemas y que pidan también por él.

Además, indicó que "la virgen es mamá, es buena, algunos dicen que no es suegra".

Después rezó durante más de cinco minutos un Ave María con la gente que estaba apostada detrás de las vallas a uno y otro lado de la vía de acceso al inmueble y se retiró a descansar para la jornada del domingo, en la que oficiará una misa en el populoso municipio de Ecatepec, vecino de la capital, en su segundo día del viaje.

Este sábado, Francisco cumplió su deseo más profundo en este viaje a México al rezar ante la imagen de la virgen de Guadalupe, la patrona del país y de toda la América, y por la que siente una gran devoción.

El santo padre celebró una misa en la basílica de Guadalupe ante cerca de 35.000 personas, la mayoría en la explanada exterior del templo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus