•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lanzó este viernes un ultimátum a la guerrilla FARC para cumplir con el compromiso asumido de sellar el 23 de marzo a más tardar un acuerdo definitivo de paz que ponga fin a medio siglo de conflicto armado.

"Ya se agotó el tiempo para terminar las negociaciones. La fecha del 23 de marzo acordada por el presidente de la República y el comandante de las FARC está a menos de cinco semanas", dijo el mandatario desde La Guajira (norte), un día después de la crisis desatada por la participación de jefes guerrilleros acompañados de rebeldes armados en un acto político con la población civil.

En su primera declaración tras el mitín liderado la víspera por el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) en las pláticas de paz en Cuba, Iván Márquez, en el pueblo El Conejo, a unos 160 km al suroeste de Manaure, Santos aseguró que "bajo ningún motivo y bajo ninguna circunstancia" permitirá manifestaciones políticas con armas.

"No solamente violaron las reglas y los protocolos, sino que es un duro golpe a la confianza depositada en la negociación y a la confianza de los colombianos en el proceso", enfatizó.

El mandatario ordenó el jueves suspender las visitas a Colombia de los delegados de las FARC en Cuba para informar en los campamentos guerrilleros sobre los avances en La Habana, y mandó organizar el regreso inmediato de los negociadores que estén en territorio colombiano.

"Flaco favor le hacen las FARC a la búsqueda de la paz en este momento tan importante. Son los primeros que deberían dar muestras de sensatez y prudencia", dijo.

Y, visiblemente molesto con lo sucedido, puntualizó: "ya hemos discutido lo suficiente. El pueblo colombiano quiere y exige definiciones ya para recuperar su confianza en el proceso".

El presidente destacó cuatro "líneas rojas" sobre los puntos pendientes, que "deben ser resueltos antes de la fecha acordada".

"De no ser así, los colombianos entenderemos que las FARC no estaban preparadas para la paz", subrayó.

El primero de los puntos "no negociables", según el mandatario, es el mecanismo de refrendación de los acuerdos, que enfrenta al gobierno, a favor de un plebiscito, con el grupo armado, que aboga por una asamblea constituyente.

Santos urgió además a sellar un cese al fuego definitivo, a definir "un número razonable y práctico" de las zonas de concentración para la dejación de armas por parte de las FARC y a acordar un sistema de elección de los magistrados del Tribunal Especial de paz que juzgará los crímenes cometidos durante el conflicto armado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus