•   San Francisco, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La exsecretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton, celebró ayer su victoria en los caucus demócratas de Nevada frente al senador Bernie Sanders al subrayar que se habían impuesto a las “dudas de algunos” y remarcó que ahora contaba con “el viento a la espalda”.  

“Algunos pueden haber dudado sobre nosotros, pero nosotros nunca  dudamos de nosotros mismos”, dijo en su discurso tras imponerse por  un estrecho margen al senador Bernie Sanders en el icónico hotel  Caesars Palace, sede de su campaña en el estado. 

Asimismo, aseguró que “los estadounidenses tienen derecho a estar  enfadados, pero también hambrientos de soluciones de verdad”, en una  comparecencia acompañada por su esposo, el expresidente Bill  Clinton.  Dicho comentario pareció estar dirigido a los votantes del  aspirante a la candidatura republicana Donald Trump, que ganó el  pasado 10 de febrero las primarias de Nuevo Hampshire y quedó  segundo en los caucus (asambleas populares) de Iowa el día 2.  

Algunos pueden haber dudado sobre nosotros, pero nosotros nunca  dudamos de nosotros mismos”. Hillary Clinton. 

La aspirante demócrata se mostró “entusiasmada” y “muy  agradecida” a sus seguidores en Nevada, entre los que mencionó  especialmente a los trabajadores de hoteles y casinos, los pequeños  empresarios y los estudiantes.         

En una referencia a los mensajes de campaña de su oponente Bernie  Sanders, Clinton aseguró que Estados Unidos “no es un país que tenga  un solo problema”. 

“Necesitamos más que un plan para los grandes bancos. La clase  media necesita un impulso”, añadió, antes de señalar que EE.UU.  “necesita más empleos” que puedan proporcionar “dignidad y futuro” a  las personas.  

Cosas que no funcionan

Clinton afirmó que al mirar al país ve muchas cosas “que no  funcionan como deberían”, y puso como ejemplos los niños que van a  escuelas en malas condiciones en Carolina del Sur o los jóvenes que  han sufrido la contaminación del agua en Michigan.

Por ello, invitó a “imaginar un mañana” en el que ningún niño  crezca sin miedo a la deportación, en el que cada joven “tenga la  educación que necesita y merece”, en el que cada padre pueda  encontrar un buen trabajo y en el que cada abuelo obtenga “una  jubilación segura”.  

“¿No creéis que ya hemos esperado demasiado? Es el momento de  tener el mismo pago por el mismo trabajo”, añadió, para subrayar su  compromiso por la igualdad entre hombres y mujeres.

La precandidata demócrata también apostó por afrontar la  “realidad del racismo sistémico” en Estados Unidos.

Rumbo a Texas

Clinton se despidió de sus seguidores comunicando que su  siguiente parada en la campaña es Texas, uno de los once estados en  disputa del “supermartes”, el próximo 1 de marzo, y aseguró que “la  lucha continúa”.  Con el 82 % de los centros de votación escrutados, la  exsecretaria de Estado contaba con el 52,4 % del respaldo frente al  47,5 % de Sanders, quien ha admitido su derrota.

La siguiente cita de los caucus demócratas es el próximo sábado  en Carolina del Sur, donde Clinton cuenta con una sólida ventaja,  según las encuestas.

Trump gana en Carolina del Sur

Spartanburg, EE.UU. / AFP 

El magnate Donald Trump ganó este sábado las primarias republicanas en Carolina del Sur, un importante triunfo que puede alejarlo de sus rivales en la carrera hacia las presidenciales estadounidenses de noviembre, según varios medios norteamericanos. Los senadores de origen cubano Ted Cruz y Marco Rubio parecían estar en una peleada batalla por el segundo lugar en el estado del sureste estadounidense, según las proyecciones de Fox News y NBC News.

La victoria de Trump lo cimienta como el favorito para ganar la nominación como el aspirante del partido Republicano a la Casa Blanca. A la cabeza de los sondeos desde el año pasado, el multimillonario ha confirmado en las urnas su popularidad ante un electorado republicano que busca un “outsider” antisistema. Donald Trump perdió frente al ultraconservador Cruz en Iowa, donde comenzó el proceso de primarias, pero luego venció en New Hampshire.

Jeb Bush abandona la contienda

Columbia / EE.UU / AFP

El exgobernador de Florida Jeb Bush, hermano e hijo de dos expresidentes estadounidenses, anunció este sábado que abandona la carrera a la Casa Blanca, luego de que su candidatura obtuviera resultados decepcionantes en las primarias del partido Republicano.  

“Esta noche, suspendo mi campaña”, dijo Bush, conteniendo las lágrimas, al hacer su anuncio en un evento en Columbia, Carolina del Sur (sureste de EEUU). 

“Estoy orgulloso de la campaña que hicimos para tratar de unir nuestro país”, dijo Bush, de 63 años.  Al anunciar su candidatura en junio de 2015, Bush era visto como el favorito para ganar la nominación republicana para las elecciones presidenciales de noviembre próximo, pero los votantes de su partido han favorecido hasta ahora “outsiders” como el multimillonario Donald Trump o el ultraconservador Ted Cruz.  

En Iowa, donde se inauguraron las primarias el 1 de febrero, logró apenas el sexto lugar. Una semana después en New Hampshire, alcanzó el cuarto lugar.  Para la tercera jornada de las primarias en Carolina del Sur, Bush se valió de su hermano, el expresidente George W. Bush, y de su madre, la popular Barbara, que salieron a hacer campaña por Jeb.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus