•   San Francisco, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gigante tecnológico  Apple plantó esta semana cara al Gobierno de EE.UU. al negarse a  ayudar al FBI a acceder a uno de sus teléfonos iPhone en una  estrategia con la que se erige en el paladín de la privacidad  digital, pero que también es vista como una apuesta arriesgada.         

“Creemos que debemos alzar la voz ante lo que consideramos una  extralimitación del Gobierno estadounidense”, afirmó el consejero  delegado de Apple, Tim Cook, el miércoles en la carta en la que  anunció su negativa a facilitar el acceso del Gobierno a un iPhone  en el centro de una investigación terrorista.        

El iPhone en cuestión fue usado por uno de los autores del  tiroteo de diciembre pasado en la ciudad californiana de San  Bernardino (EE.UU.), en el que murieron 14 personas.         

La jueza federal Sheri Pym ordenó el martes a Apple ayudar a los  agentes del Buró Federal de Investigación (FBI) a acceder a los  datos en el teléfono.         

Y el Departamento de Justicia fue un paso más allá el viernes al  presentar una moción para obligar a la empresa tecnológica a que  cumpla con lo solicitado por los tribunales.         

La moción llega antes incluso del plazo límite del 26 de febrero  que tiene Apple para responder formalmente a la magistrada Pym.         

Se espera que la empresa, con sede en la localidad californiana  de Cupertino, aduzca en su respuesta que la solicitud del  Departamento de Justicia va más allá de las facultades legales del  Gobierno.         

La determinación oficial muestra lo altas que están las espadas  en un caso que ha caldeado el ya polarizado ambiente político en  Estados Unidos, y en el que Apple cuenta con el apoyo de otros  grandes del sector como Google, Facebook, Twitter y WhatsApp, así  como la simpatía de muchos de sus clientes.  

Los peligros

Analistas y medios de comunicación advierten, con todo, que la  apuesta entraña sus riesgos.  

“El estar en desacuerdo con el Gobierno es arriesgado para Apple  y puede atraer un torrente de críticas de la opinión pública a la  compañía más valiosa del mundo en momentos en los que su ritmo de  crecimiento se ha desacelerado significativamente”, alertaba el  viernes un artículo publicado por el diario The New York Times.         

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus