EFE
  •   Alemania.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía alemana defendió ayer su  actuación ante el acoso sufrido por un grupo de refugiados, cuyo  autocar fue bloqueado por un centenar de ciudadanos que pretendían  impedirles el acceso a su albergue y en medio de las críticas por  presuntos malos tratos de los agentes a varios asilados. La intervención de la policía fue la "adecuada", indicó un  portavoz policial, según el cual la situación se tensó después de  que "algunos de los refugiados" hicieran gestos provocativos desde  sus vehículos a los manifestantes que esperaban en la calle. Los hechos ocurrieron la noche del jueves, cuando el autocar se  dirigía a un albergue de Clausnitz, una pequeña localidad del "Land"  de Sajonia, en el este del país. El vehículo se encontró con la calle bloqueada por coches  cruzados sobre la calzada, mientras grupos de ciudadanos increpaban  a los ocupantes al grito de "Nosotros somos el pueblo".  

La frase es la consigna que, en 1989, se convirtió en emblemática  de los ciudadanos germano-orientales que salían a la calle todos los  lunes reclamando democracia en la Alemania comunista, pero que ahora  se ha apropiado la ultraderecha xenófoba.

En las imágenes difundidas estos días en las redes sociales se ve  a los refugiados -hombres, mujeres y niños- atemorizados dentro del  autocar, entre escenas de miedo y llantos.  En los vídeos se ve a uno de los agentes tratando con dureza al  menos a un menor y, según medios alemanes, también se produjeron  situaciones tensas y malos tratos en otros casos, incluido el de una  mujer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus