•   La Paz, Bolivia.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Bolivia, Evo Morales, abogó ayer por esperar con "serenidad" los resultados definitivos del referendo sobre su reelección, celebrado el pasado domingo, en el que los primeros sondeos y el escrutinio oficial al 81.4% dan la victoria al No.

"Hay que esperar con mucha serenidad los resultados. No se trata de, anticipadamente, hacer una fiesta", dijo Morales en una rueda de prensa en La Paz, su primera comparecencia tras el referendo. Según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) al 81.4% de cómputo, el no a la propuesta oficialista de reformar la Constitución para permitir otra reelección de Morales tiene un apoyo del 54.1%, frente al sí que cosecha un 45.9%.

Los estudios de las empresas encuestadoras Equipos Mori e Ipsos, difundidos por medios locales cuatro horas después del cierre de los colegios dieron al "no" a la reforma constitucional un porcentaje del 51% al 52.3% y al sí entre un 47.7 y un 49%.

En los procesos electorales en Bolivia tradicionalmente se da por válido el resultado de los sondeos a pie de urna y por recuento rápido en la noche electoral debido a la habitual tardanza del escrutinio oficial, que se demora varios días.

Aunque con un voto o con dos votos va a haber un ganador, eso se respeta. Esa es la democracia", Evo Morales, presidente de Bolivia.

Más de 6.5 millones de bolivianos estaban llamados a votar en el referendo, en el que se consultó sobre una reforma para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, lo que posibilitaría que Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera pudieran volver a ser candidatos en 2019.

Argumento de Morales

El mandatario insistió en que aún se debe esperar los resultados del campo en el informe final oficial porque, según relató, en experiencias anteriores los sufragios del área rural hicieron cambiar las tendencias generales de la votación.

  • 54.1 por ciento de los electores, del 81.4% de los votos escrutados, votó por el no.

También dijo que los estudios de las empresas encuestadoras suelen tener variaciones en unos puntos porcentuales, que en el caso del referendo pueden ser determinantes para el resultado final.

Por ello, Morales cree que las celebraciones de la oposición sin tener el resultado definitivo son parte de un plan para después denunciar un fraude si el apoyo al sí remonta y termina ganando.

Respetará resultados

No obstante, el gobernante también se planteó un escenario en el que gane el no y sostuvo que su "lucha y gestión" seguirán adelante y es un error de la oposición pensar que se ha terminado su vida.

"Aunque con un voto o con dos votos va a haber un ganador, eso se respeta. Esa es la democracia", acotó el mandatario, tras señalar que si el pueblo rechaza la reforma constitucional debe prepararse para terminar su gestión de gobierno en enero de 2020.

En ese escenario, el mandatario ratificó que uno de sus proyectos personales es volver a la zona cocalera del Chapare (centro) para trabajar su parcela y montar un restaurante con cabañas para esperar la visita de periodistas, según dijo.

  • 45.9 votó por el sí, respaldando las posición oficial que apoya la reforma.

El mandatario y su vicepresidente iniciaron su primera gestión en 2006, la segunda en 2010 y la tercera en 2015.

Aunque la Constitución permite solo dos mandatos consecutivos, Morales y García Linera pudieron presentarse a los comicios de 2014 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primer mandato (2006-2010) no cuenta porque el país fue refundado como Estado Plurinacional en 2009. 

Morales dice que redes sociales tumban gobiernos

Debate. Ante la evidente posibilidad de ser derrotado en un referendo en que se juega una nueva reelección, el presidente boliviano Evo Morales planteó este lunes la posibilidad de debatir el papel de las redes sociales que "tumban gobiernos" y que son el arma favorita de la oposición en el país.

"Tal vez en el futuro va a ser importante debatir este asunto de las redes sociales; en algunos países con mala información tumban gobiernos, perjudican a su país si hay confrontación", expresó Morales en rueda de prensa.

La oposición se valió de las redes sociales de internet, en especial de Facebook y Twitter, para combatir la pretensión del gobernante, que asumió en 2006, de lograr una reforma constitucional para tener derecho a postular a otro mandato de cinco años (2020-2025).

El mandatario, que fue víctima de acusaciones de tráfico de influencias en favor de una empresa china donde su expareja es alta ejecutiva, dijo que este tema "es una preocupación que tengo".

"Cómo por una cuestión de codicia, de envidia, de intereses de carácter sectorial o intereses ajenos a los intereses de Bolivia se puede hacer mentira, calumnia para dañar a Bolivia, porque finalmente no se está haciendo daño a Evo", apuntó.

Dolido por el embate de la oposición en las redes, que plasmó --en su opinión-- una suerte de guerra sucia, Morales manifestó sentir que "quienes usan redes sociales con mentiras, están haciendo perder valores a las nuevas generaciones" finales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus