•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un 5 % de las personas que padecen el síndrome de Guillain-Barré mueren y un 25 % sufren parálisis de los músculos respiratorios, explicó hoy Tarun Dua, experta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El síndrome de Guillan-Barre es una reacción autoinmune del cuerpo a una infección, que ataca los nervios periféricos causando parálisis.

Esa enfermedad está asociada a una infección y ha sido comprobada su relación con el dengue, el chikunguña, la gripe y el VIH, aunque no existen estudios estadísticos sobre los porcentajes de causa efecto con estas dolencias.

Actualmente la comunidad científica mundial está investigando la posible relación de la aparición de ese síndrome como consecuencia de la infección con el virus del zika, con especial incidencia en América Latina.

"Por ahora no hemos podido comprobar al cien por cien la relación, pero el virus es culpable hasta que se demuestre lo contrario", señaló Dua en rueda de prensa.

El problema recae en la dificultad de establecer la relación causa efecto dado que, como en la gran mayoría de los casos, la infección por zika es asintomática y no se puede detectar con facilidad la presencia del virus.

Las sospechas surgen porque en los países más afectados por la epidemia del virus los casos del síndrome de Guillain-Barré han crecido de forma exponencial.

En Brasil se han detectado 1.700 casos del síndrome en los últimos meses; en Colombia 86; en El Salvador 118 y en Venezuela 66.

"El problema es que en la mayoría de los casos no se ha podido establecer la relación entre la dolencia y la infección", reiteró la experta.

Hasta la fecha, los estudios estimaban que cada 100.000 habitantes aparecía uno o dos casos del síndrome pues se trata de "una dolencia muy rara", percepción que parece que está cambiando con la epidemia de zika.

En caso de padecer el síndrome, la persona pierde la sensación en los miembros y, en un estadio avanzado, los músculos se paralizan.

En un cuarto de los casos, se paralizan los músculos de los pulmones, por lo que la persona no consigue respirar y necesita cuidados intensivos.

En la mayoría de los casos, los que lo padecen se recuperan tras unos meses, precisó la experta.

Para poder detectar lo antes posible la enfermedad, la OMS recomienda que, en todos los lugares con un brote de zika, se potencien las técnicas de análisis neurológico y la formación en el tratamiento del síndrome.

Los exámenes deberían hacerse a todos los pacientes sospechosos de padecer del síndrome y también realizarse de forma complementaria estudios de neuroconducción o electromiografías y punciones lumbares, agrega la OMS.

La OMS destaca la importancia de incluir evaluaciones neurológicas frecuentes y la vigilancia de las funciones vitales y respiratorias, ya que el riesgo de muerte se asocia a fallos respiratorios, cardiacos, arritmias y coágulos de sangre.

Para los pacientes con síndrome de Guillain-Barré que no son capaces de caminar o han experimentado un rápido avance de los síntomas, la organización sanitaria sugiere una terapia intravenosa de inmunoglobulina o recambios terapéuticos de plasma.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus