EFE
  •  |
  •  |

Más de 10 Estados y 1,460 delegados están en juego este 1 de marzo en el supermartes de Estados Unidos, la cita electoral más importante hasta el momento y en la que la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump podrían consolidar su condición de favoritos.

El supermartes, con primarias y “caucus” (asambleas populares) en puntos diversos del país, es la gran prueba de fuego para los candidatos, al someter a examen su capacidad para ganar entre diferentes electorados y grupos demográficos.

Los dos partidos tendrán resultados en 10 Estados, mientras que los demócratas sabrán también los de Colorado. Los republicanos de Colorado y Wyoming empiezan a votar hoy en sus “caucus”(asambleas populares) pero no tienen un voto de preferencia presidencial.

En Alaska solo votan los republicanos, en la Samoa Americana solo los demócratas, y también votarán los estadounidenses en el extranjero que se identifican como demócratas.

Los delegados se reparten de manera más o menos proporcional (en función de distintas reglas), de manera que un candidato puede obtener un buen puñado de delegados en un Estado aunque no lo gane.

Los demócratas tienen en juego 865 delegados, de los 2,383 que se necesitan para alcanzar la nominación. A esa cifra hay que sumar los superdelegados, que pueden votar libremente en la Convención Demócrata de julio.

Los republicanos optan a 595 delegados, de los 1,237 necesarios para obtener la nominación.

En el lado demócrata, Hillary Clinton (ahora con 544 delegados) parte como favorita gracias al voto de las minorías, sobre todo afroamericana, en los Estados del sur.

En el lado republicano, Donald Trump (ahora con 82 delegados) parte como favorito en la mayoría de los Estados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus