•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump salieron al frente en las primarias del supermartes, según las primeras proyecciones de una jornada con doce estados en juego hacia las candidaturas a las presidenciales estadounidenses de noviembre.

Clinton obtuvo claros triunfos en los estados sureños de Georgia y Virginia, donde goza del apoyo de las minorías, mientras que su rival, el senador Bernie Sanders, se impuso en su estado de Vermont (noreste), de acuerdo con diversas cadenas televisivas.Donald Trump, Republicano. AFP

En el campo republicano, se proyectaba una victoria para Trump en Georgia. De confirmarse los sondeos en el resto de los estados, el belicoso millonario podría apuntarse una gran noche para terror del establishment republicano que intenta detenerlo.

Instantes después del cierre de los centros de votación en esos tres estados, Trump publicó un corto mensaje en la red social Twitter: "Gracias, Georgia".

El codiciado supermartes, que solamente terminará en las primeras horas del miércoles, cuando cierre el último puesto de votación en Alaska, es crucial en la carrera a la Casa Blanca, especialmente para los republicanos, que elegirán casi la mitad del número de delegados necesario para ganar la disputa interna.

Clinton, de 69 años, parecía mirar hacia adelante y concentrarse en una eventual disputa electoral con Trump, afirmando ayer en un rápido encuentro con periodistas estar "preparada para competir" con el empresario si logra la nominación demócrata.

Según un sondeo publicado este martes por CNN, los demócratas Clinton o Sanders ganarían un eventual duelo con Trump, con un margen ligeramente más cómodo para Sanders (55% contra 43%) que para Clinton (52% frente 44%).

RETÓRICA INCENDIARIA

La incendiara retórica de Trump ha enfurecido a la dirigencia republicana, temerosa que el partido se encamine a su aniquilación en las presidenciales de noviembre.

"Donald Trump es una seria amenaza para el futuro de nuestro partido y de nuestro país", lanzó su principal rival, el joven senador de origen cubano Marco Rubio, en una carta abierta a los electores republicanos. "En los últimos días, Trump ha rechazado condenar el supremacismo blanco y el Ku Klux Klan, alabó a los dictadores Sadam Hussein y Muamar Gadafi, y propuso infringir la primera enmienda de nuestra constitución", escribió Rubio. "No es chiste, es momento de contraatacar", zanjó.

Carson pide reunión para terminar con insultos

DEBATE. El precandidato a la Casa Blanca Ben Carson pidió ayer una reunión privada de los cinco republicanos que quedan en las elecciones primarias antes del jueves, para poner fin a los insultos y ataques personales durante la campaña.

"El pueblo estadounidense merece mucho más de los candidatos que aspiran al cargo más poderoso del mundo libre y comparto su preocupación de que esta campaña ha dado un giro para peor, a un punto vergonzoso en la esfera internacional", consideró ayer Carson en un comunicado.

Esta llamada de Carson llega después de que el jueves pasado los senadores Marco Rubio y Ted Cruz pasaran al ataque contra Donald Trump para tratar de frenar su potente avance  en las elecciones primarias.

"Una casa dividida no puede sostenerse y es imperativo que el Partido Republicano exhiba unidad con los candidatos uniéndose en la promesa de hablar sobre los serios problemas que enfrenta nuestro país, en lugar de atacarse personalmente unos a otros", pidió Carson.

El neurocirujano retirado, al que las encuestas dan nulas posibilidades de ganar en algún estado anoche, quiere reunirse con sus rivales republicanos antes del debate del jueves en Detroit (Michigan), que emitirá la cadena FOX.

Carson no tiene intención de retirarse por el momento, pese a no haber quedado entre los tres primeros puestos en ninguna de las cuatro elecciones primarias y caucus celebrados hasta la fecha.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus