•   Bangkok  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El terremoto de magnitud 7.8 grados que sacudió ayer el mar al sur de la isla de Sumatra reavivó el fantasma del tsunami que sucedió en la misma zona en 2004 y que mató a unas 230,000 personas de una docena de países, la mayoría indonesios.

“Mucha gente ha tenido miedo. Los vecinos han salido rápidamente de sus casas”, declaró al portal de noticias Detik el testigo Doni Nopñriandi, un funcionario de Sanidad en Padang, la capital de Sumatra Occidental, una de las provincias afectadas por la alerta de tsunami que las autoridades locales emitieron y luego suspendieron.

“Estamos acostumbrados a los terremotos. Lo que da miedo son las réplicas”, explicó Doni, quien detalló que primero sintieron un temblor que duró poco y luego otro más intenso y prolongado.

Un hombre identificado como Haris, residente en Padang, declaró a la cadena de televisión Metro TV que lo que desató el miedo de la población fue la alerta de tsunami más que el terremoto.

“El coche de la policía iba anunciando a los vecinos que se trasladasen a lugares elevados para escapar del tsunami. A la gente le entró miedo por el aviso”, dijo. Dos horas después del terremoto las autoridades indonesias no habían informado de víctimas y advirtieron de que debido a la oscuridad de la noche no se podrá tener una idea exacta de los posibles daños hasta la salida del sol.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus