•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El empresario Salvador González, involucrado en una estafa millonaria en las aduanas de Guatemala, incriminó ayer al expresidente Otto Pérez Molina en la trama de corrupción durante una declaración ante un juez capitalino.

González, considerado el jefe de la red, declaró ante el juez Miguel Ángel Gálvez en una audiencia de anticipo de prueba, con la cual espera que se le declare "testigo protegido" en el proceso.

El empresario aseguró que tanto el presidente Otto Pérez como la vicepresidenta Roxana Baldetti, presos ambos en relación con este caso, recibieron sobornos para permitir la millonaria evasión de impuestos.

"Para la señora vicepresidente y el señor presidente correspondía el 50%" del "cobro ilegal que se recibía en efectivo", afirmó González, un hombre canoso que llegó a la audiencia vestido con traje gris, camisa blanca y corbata azul.

Usó apelativos

Explicó que para llevar un control de la distribución de ganancias de la operación ilícita, decidió utilizar "el 1" y "la 2" como apelativos para referirse a Pérez y Baldetti, respectivamente.

También detalló la forma en que fue contactado para una asesoría de recaudación y darle "apariencia de legalidad" a negocios de la exvicepresidenta.

En escuchas telefónicas interceptadas a miembros de la estructura y usadas como pruebas se menciona al "1 y la 2" como parte de la trama.

González tenía previsto declarar el lunes, pero recursos de los abogados defensores del resto de los implicados retrasaron el trámite por considerar que su colaboración con la Fiscalía es ilegal. 

Denuncia amenazas 

 Mi familia fue sujeto de amenazas por parte de Otto Pérez". Salvador González, empresario acusado de corrupción.

Aunque no habló en la sala, el empresario fue abordado por la prensa y denunció amenazas a él y su familia por parte de Otto Pérez. 

"Mi familia fue sujeto de amenazas por el expresidente", indicó González, cuya familia se trasladó fuera del país.

El empresario se encuentra en prisión desde el 16 de abril de 2015, cuando la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU, revelaron la existencia de una red de altos funcionarios que cobraba sobornos a empresarios para la evasión de impuestos aduaneros.

Pérez y Baldetti se encuentran en prisión preventiva a la espera de que el mismo juez decida si deben enfrentar juicio, pero antes el magistrado debe resolver si acepta el testimonio de González como "colaborador eficaz".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus