•   Taipéi, Taiwán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El 81,6 por ciento de los taiwaneses rechazaron que ambas partes del estrecho de Formosa pertenecen a una misma China, en un sondeo difundido hoy, a pesar de que la constitución isleña caracteriza a Taiwán y la parte continental como dos "áreas" de China.

El sondeo, realizado por Taiwan Indicators Survey Research (TISR) el jueves y viernes de la semana pasada, mostró que sólo el 9,2 por ciento de los encuestados apoya el que Taiwán y China pertenezcan a un mismo territorio.

Sobre el espinoso tema de la exigencia china a la presidenta electa, Tsai Ing-wen, de que acepte el llamado Consenso de 1992 (una China, respectivas interpretaciones), los isleños se muestran divididos, ya que se temen represalias económicas y diplomáticas.

El 38 por ciento piensa que Tsai no debe aceptar ese consenso, aunque eso suponga un deterioro de los lazos con Pekín, mientras que el 33,4 por ciento considera que debe ceder y casi un 29 por ciento no expresa su opinión al respecto.

Los resultados de estos sondeos son especialmente importantes dado que la presidenta electa de Taiwán ha afirmado que su política china buscará la estabilidad y la paz, mantendrá el estatus quo, respetará la Constitución y seguirá la opinión pública.

a Constitución isleña, en el Artículo 11 de sus Artículos Adicionales, se refiere a China continental y Taiwán como "zonas o áreas" de una China, lo que supondría un apoyo indirecto al Consenso de 1992.

Sin embargo, el presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro chino, Li Keqiang, no se contentan con las promesas de Tsai y el pasado 5 de marzo le exigieron un rechazo explícito de la independencia y la aceptación del Consenso de 1992.

"Contendremos resueltamente cualquier tipo de actividad separatista por la 'independencia de Taiwan", dijo Xi, quien agregó que la postura china hacia la isla es "clara y constante y no cambiará pese al cambio de la situación política en la isla".

"Nos ceñiremos al Consenso de 1992 como pilar de nuestra política y seguiremos fomentando el desarrollo pacífico de las relaciones a través del Estrecho", dijo el mandatario chino.

En la isla, expertos consideran que, ante la negativa de Tsai a aceptar el Consenso de 1992 se iniciará una época de tensiones tras el 20 de mayo, que puede afectar los lazos diplomáticos de Taiwán con sus aliados latinoamericanos.

"China suele arrebatar aliados a Taiwán para castigarla por medidas consideradas independentistas, pero suele limitar el castigo a uno o dos países, para no desencadenar fuertes sentimientos antichinos", dijo a Efe, el profesor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Tamkang, Bai Fangji.

El independentista Partido Demócrata Progresista (PDP) ganó la mayoría absoluta en el Parlamento taiwanés en los comicios del 16 de enero, en los que su candidata, Tsai Ing-wen, también obtuvo la presidencia y tomará el poder el 20 de mayo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus