•   Phoenix, Arizona  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders prometió hoy en un acto de campaña cerca de la frontera sur que si obtiene la Presidencia de Estados Unidos luchará por sacar adelante beneficios migratorios a favor de los indocumentados.

En una conferencia de prensa celebrada en la ciudad fronteriza de Nogales (Arizona), el senador por Vermont reiteró nuevamente su apoyo a una reforma migratoria que proteja de la deportación a las familias inmigrantes.

"Si el Congreso no hace su trabajo para aprobar una reforma migratoria, utilizaré todo el poder de una orden ejecutiva, durante los primeros 180 días de mi Presidencia para expandir el programa de DACA y DAPA", aseguró Sanders.

El senador se refería a la Acción Diferida (DACA) que protege a los jóvenes indocumentados llegados al país en la infancia, así como al programa de la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), que ampara a los inmigrantes indocumentados con hijos que son ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.

Muy cerca del muro que separa México de su vecino del norte, Sanders aseguró que el tema de la inmigración indocumentada es un "problema que ha sido exagerado" y afirmó que no se requiere construir más muros fronterizos sino "puentes".

Enfatizó que de acuerdo con estudios del Pew Center son más los inmigrantes que dejan EE.UU y regresan a México que aquellos que se trasladan hacia la potencia mundial.

En los últimos días, el candidato demócrata ha desarrollado varios actos en Arizona, un estado conocido por aplicar una mano dura contra los indocumentados, y en donde ha buscado el voto latino y el de los votantes independientes.

Sanders atacó de manera directa a Donald Trump, el principal favorito a la nominación republicana, por sus declaraciones en contra de los mexicanos, a quienes ha calificado como "violadores y criminales".

"México es nuestro vecino, un país con el que tenemos importantes relaciones comerciales, no podemos insultar a todo un país", dijo.

Calificó de "inhumanas" las prácticas dentro del presidio de la Ciudad de las Carpas, bajo mandato del alguacil del Condado Maricopa, Joe Arpaio, donde los reos habitan en tiendas de campaña dispuestas en el desierto de Arizona y que soportan altas temperaturas.

La semana pasada, la esposa de Sanders, Jane O'Meara Sanders, visitó la cárcel de Arpaio lo que provocó críticas de algunos latinos en Arizona contra el senador de Vermont, a quien acusaron de "caer en el juego político" del alguacil.

El Congresista por Arizona Raúl Grijalva, el primero en dar su apoyo a Sanders, dijo a Efe que el Senador de Vermont es la "mejor opción" para los latinos.

Sanders llevará a cabo esta noche otra presentación en Phoenix con miras a las elecciones primarias en Arizona, que se desarrollarán el próximo martes y donde según últimas encuestas es favorita Hillary Clinton.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus