•   La Habana  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó hoy en La Habana el carácter "histórico" de su visita a Cuba aunque considera que es solo "un primer paso" en la nueva relación entre ambos países.

Obama hizo estas declaraciones en un encuentro para saludar al personal de la Embajada de EEUU en Cuba y sus familias, entre ellos niños, y expresó su deseo de que cuando éstos crezcan "vean como algo natural que un presidente de Estados Unidos esté en Cuba".

En ese encuentro, que se celebró en un hotel de La Habana, Obama fue recibido con aplausos por los diplomáticos y "staff" de la Embajada, a quienes se dirigió en español con un "¿cómo andan?" y agradeció tanto su trabajo como el del encargado de negocios de la legación, Jeffrey DeLaurentis.

"Los embajadores más importantes de Estados Unidos en el mundo son ustedes", dijo el presidente al personal de la Embajada norteamericana, reabierta el 20 de julio de 2015, fecha del restablecimiento diplomático entre ambos países.

El encuentro con los funcionarios se celebró en el salón del hotel donde se aloja gran parte de la comitiva oficial que acompaña a Obama, ya que la lluvia impidió hacer ese acto en la Embajada al aire libre como estaba previsto.

Apenas dos horas después de aterrizar en la isla, la familia Obama se desplazó al casco colonial donde visitaron la Plaza de Armas guiados por Eusebio Leal, el historiador oficial de La Habana e impulsor de la importante restauración llevada a cabo en las últimas décadas en esa zona, que fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1982.

Barack Obama y su familia visitaron también el interior del Palacio de los Capitanes Generales, que fue el edificio del antiguo gobierno colonial y que ahora alberga el Museo de la Ciudad.

Posteriormente se dirigieron a la Catedral de La Habana, donde los recibió el Cardenal Jaime Ortega.

En un momento del recorrido, Obama se acercó a saludar a algunos de los cubanos que se han congregado, a pesar de la lluvia, en las calles aledañas a la Catedral para poder ver al presidente de los Estados Unidos.

Al finalizar su visita a la Catedral, la familia presidencial se desplazó a la aledaña barriada de Centro Habana para cenar en privado en el "paladar" (como se llama en Cuba a los restaurantes privados) "San Cristóbal".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus